Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La dermatitis seborreica es una enfermedad eritematoescamosa y crónica de la piel. Cursa con un aumento de la secreción grasa en el cuero cabelludo y en zonas de la cara y tronco, la piel afectada presenta un aspecto rosado y edematoso, con escamas amarillo-parduscas. Puede ser difícil de distinguir de una dermatitis atópica, psoriasis, rosácea o una infección fúngica superficial. Afecta principalmente a lactantes (entre los 0 y 3 meses) y adultos (debutando a menudo durante la pubertad). No suele ser una enfermedad grave, pero para algunos pacientes puede tener importantes repercusiones a nivel estético. La dermatitis seborreica del lactante es un trastorno benigno y autolimitado, su pronóstico es muy bueno y suele desaparecer de forma progresiva, incluso sin tratamiento. La causa de la dermatitis seborreica es desconocida, aunque se ha relacionado con Malassezia, hongo comensal presente en la superficie de la piel. Actualmente no se dispone de un tratamiento curativo definitivo para la dermatitis seborreica. Se emplean diversos tratamientos sintomáticos locales, tanto medicamentos como cosméticos, incluso en algunas ocasiones se recurre a un tratamiento antifúngico por vía oral. Entre los medicamentos tópicos se emplean antifúngicos (ketoconazol, ciclopirox), corticoesteroides (hidrocortisona), y otras sustancias como: zinc piritiona, sulfuro de selenio y preparados de brea, por su efecto antifúngico, antiseborreico y/o queratolítico. Los preparados cosméticos, principalmente champús, suelen incluir alguna de las sustancias con propiedades antifúngicas y queratolíticas. Los antifúngicos tópicos parecen ser los tratamientos sintomáticos que presentan una mejor relación beneficio/riesgo, sin gran diferencia entre ellos. La administración oral de antifúngicos debería reservarse para los casos más graves y refractarios a otros tratamientos, para evitar efectos adversos e interacciones. Algunos de los medicamentos propuestos para este tratamiento (isotretinoina, pimecrolimus, tacrolimus) no están autorizados para esta indicación, y su administración no está exenta de riesgos. Debe aconsejarse a los pacientes que mantengan una higiene adecuada, el lavado frecuente de las lesiones retira la grasa del área afectada y mejora la seborrea. Las lesiones mejoran durante el periodo estival y empeoran durante el invierno, sin embargo, la fototerapia no se ha evaluado mediante ensayos clínicos y el riesgo de cáncer asociado a una fototerapia prolongada hace que algunos autores la consideren inadmisible.
Palabras claves:
  • Dermatitis
  • Dermatitis seborreica
  • Antifúngicos
  • Queratolíticos
  • Ketoconazol
  • Ciclopirox
  • Hidrocortisona
  • Zinc piritiona
  • Sulfuro de selenio
  • Brea de hulla
  • Fototerapia
  • Cosméticos
  • Champús
  • Isotretinoina
  • Pimecrolimus
  • Tacrolimus

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.