Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Una prolongada deficiencia de vitamina D en adultos puede desencadenar osteomalacia. En el Reino Unido, la prevalencia de déficit de vitamina D es del 14,5% en adultos, más del 30% en personas mayores de 65 años y puede llegar a ser del 94% en adultos sud-asiáticos. Entre las causas de este déficit se incluye el uso de filtros solares con alto índice de protección y el excesivo cubrimiento de la piel. Entre las personas mayores de 65 años, una dieta inadecuada, la reducción en la absorción gástrica y la movilidad reducida son factores que aumentan el riesgo, especialmente en pacientes ingresados en residencias. Para la prevención del déficit de vitamina D es suficientes con la exposición de 15 minutos a la luz solar 3 días a la semana. En los casos en los que no sea posible se recomienda comer pescados azules (arenques, sardinas, anchoas,...) con alto contenido en vitamina D o administrar suplementos diarios de 400 UI. Los adultos con deficiencia confirmada se deben tratar con dosis diarias de vitamina D de 800 UI hasta alcanzar los niveles adecuados en sangre. Algunos pacientes requieren dosis más altas (máximo 2.200 UI/24h) como tratamiento. Una vez se haya corregido la deficiencia, estos pacientes deberán recibir dosis profilácticas de vitamina D (400 UI/24h) de por vida. El uso profiláctico de vitamina D (400 UI/24h) combinado con calcio (1.000 mg de Ca2+ elemento/24h) ha demostrado reducir la frecuencia de fracturas de cadera y no-vertebrales en pacientes mayores. Sin embargo, debe usarse con precaución en mujeres post-menopáusicas ya que existe el riesgo que desarrollen cálculos renales. La profilaxis sólo se recomienda en poblaciones de riesgo como ancianos ingresados en residencias.
Palabras claves:
  • calcio
  • fracturas
  • osteomalacia
  • vitamina D

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.