Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Se calcula que la artritis reumatoide afecta a un 1% de la población. Esta enfermedad se caracteriza por una inflamación de las articulaciones que provoca una erosión progresiva de las mismas y, que puede llegar a ser incapacitante. Las guías clínicas recomiendan que se inicie tratamiento con un FAME (fármaco antirreumático modificador de la enfermedad) tempranamente, a ser posible en los tres primeros meses tras el diagnóstico, para reducir la progresión de la enfermedad. Algunos autores, sin embargo, recomiendan iniciar con la terapia combinada de dos FAMEs. El objetivo de este artículo es determinar si existe evidencia que justifique esta recomendación. Los principios de la terapia combinada consisten en dar dos fármacos con diferentes mecanismos de acción para poder potenciar su efecto y, poder disminuir las dosis y así provocar menos efectos adversos. Existen diferentes estudios que han evaluado el uso de combinaciones frente a FAMEs en monoterapia. A continuación se resumen sus aspectos más significativos: -FAMEs más corticoides: existe mejoría en la inflamación cuando se dan combinados. -Metotrexate más sulfasalazina: no existen diferencias. -Metotrexate más ciclosporina: se evidencia menor progresión en el grupo de la terapia combinada pero con muchos más efectos adversos. -FAME más anti-TNF: los anti-TNF (infliximab, etanercept y adalimumab) resultan más efectivos cuando se asocian a un FAME (generalmente metotrexate). Conclusiones: se debe remitir al paciente al reumatólogo en los tres primeros meses tras el diagnóstico para poder instaurar una terapia temprana. Se iniciará el tratamiento con un FAME en monoterapia (metotrexate, sulfasalazina o hidroxicloroquina). Si no se consigue la remisión de la enfermedad, se añadirá otro FAME o corticoides. Debido a su coste y a la falta de estudios de seguridad a largo plazo, el tratamiento con un anti-TNF no se deberá iniciar hasta q el paciente haya estado tratado con uno o más FAMEs durante 6 meses sin objetivarse una respuesta favorable.
Palabras claves:
  • artritis reumatoide
  • terapia combinada
  • FAME
  • anti-TNF
  • corticoides

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.