Digest

 

Los antiinflamatorios no esteroídicos (AINEs) tradicionales aumentan el riesgo al menos de dos a cinco veces más de sufrir eventos a nivel del tracto gastrointestinal superior (TGS) (ej: úlceras sangrantes) comparado con los tratamientos con no AINEs. Las estrategias que se suelen usar para disminuir estos efectos implican terapia coadjuvante con misoprostol o inhibidores de la bomba de protones (IBPs), o el uso de inhibidores selectivos de la cicloxigenasa (COX)-2. La seguridad a nivel TGS de los inhibidores selectivos de COX-2 versus los AINEs tradicionales no ha sido valorada en ensayos equiparables a la práctica clínica habitual. El objetivo de este estudio es valorar los efectos de estos fármacos mediante los resultados del TGS en una población que incluye pacientes que toman protectores gástricos. Se trata de un estudio doble ciego aplicando un análisis por intención de tratar. Los pacientes (n= 34.701) fueron randomizados a tres grupos comparativos: etoricoxib 60mg/día; etoricoxib 90mg/día y diclofenaco 150 mg diarios. Se clasificaron los eventos clínicos que sucedieron respecto al TGS y en un subgrupo los eventos complicados tales como: perforación, obstrucción, úlceras sangrantes o sangrados significativos. También se analizaron los resultados en pacientes que estaban tomando IBPs o bajas dosis de aspirina. En general los sucesos a nivel TGS fueron significativamente menos comunes con etoricoxib que con diclofenaco (hazard ratio[HR] 0.69, 95% CI 0.57-0.83; p=0,0001); hubo significativamente menos eventos del TGS no-complicados con etoricoxib que con diclofenaco (0.57, 0.45-0.74; p<0.0001); pero no hubo diferencias respecto a los eventos complicados (0.91; 0.67-1.24; p=0.561). Los IBPs fueron usados concomitantemente al menos en el 75% del tiempo del estudio por 13.862 (40%) pacientes y bajas dosis de aspirina por 11.418 (33%) pacientes; los efectos del tratamiento en estos individuos no se diferenciaron significativamente del resto de pacientes del estudio. La interpretación de los resultados nos conduce a afirmar que hay significativamente menos riesgo de sufrir eventos clínicos a nivel TGS con los inhibidores selectivos de la COX-2, etoricoxib, que con los AINEs tradicionales, diclofenaco, debido a una disminución de los eventos clínicos no-complicados, pero no en los acontecimientos clínicos de mayor seriedad y complicación. Esta reducción de los eventos clínicos no-complicados también se mantiene en los pacientes tratados con IBPs y en aquellos que usan aspirina a bajas dosis regularmente.
Palabras claves:
  • AINES
  • antiinflamatorios
  • bomba de protones
  • etoricoxib
  • inhibidores
  • tracto gastrointestinal

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.