Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo del sistema nervioso central de carácter crónico y progresivo que produce una progresiva discapacidad del paciente. Se caracteriza clínicamente por la aparición progresiva de temblor, lentitud en la realización de movimientos, aumento del tono muscular (rigidez), inestabilidad postural y ""freezing"" de la marcha. Aunque la causa que origina la enfermedad sigue siendo desconocida, en cuanto a su fisiopatología, se conoce que los síntomas anteriores parecen causados por una disminución del neurotransmisor dopamina debido a la pérdida progresiva de neuronas dopaminérgicas en la sustancia nigra del cerebro. El tratamiento de los pacientes con EP consiste en la administración de medicamentos que alivian los síntomas y, tal vez, retrasan la evolución de la enfermedad por su acción neuroprotectora. Esto puede conseguirse tras la restauración de la dopamina mediante la administración de su precursor la levodopa. Tras un periodo de tiempo variable, durante el que se consigue una respuesta estable al tratamiento con levodopa, hasta el 75% de los pacientes sufren complicaciones derivadas del tratamiento, que suelen presentarse a los 5-6 años de inicio del mismo. Debido a estas limitaciones se han explorado nuevos abordajes terapéuticos. Las formulaciones de liberación controlada de levodopa darían lugar a concentraciones más estables, aunque no se ha demostrado que sea superior a levodopa de liberación inmediata en la terapia inicial. Existen evidencias a favor y en contra, por una parte podría prevenir o retrasar las fluctuaciones en la respuesta motora y las discinesias, pero por otra, también se ha descrito que presentaría una absorción errática. Entre los fármacos que aumentan la biodisponibilidad de la dopamina se encuentran: -Inhibidores de la dopa descarboxilasa: carbidopa, benserazida -Inhibidores de la catecol-orto-metiltransferasa (COMT): entacapona, tolcapona -Inhibidores de la mono-amino-oxidasa B: selegilina, rasagilina Los agonistas dopaminérgicos se emplearon inicialmente como coadyuvantes al tratamiento con levodopa. En los últimos años la atención se está centrando en la posibilidad de utilizarlos en monoterapia o en combinación con levodopa, como tratamiento de primera línea en la EP precoz. Permitiría un inicio posterior de levodopa o el uso de dosis menores, retrasando las complicaciones asociadas al tratamiento con levodopa. Pueden distinguirse dos grandes grupos: -Derivados del ergot: bromocriptina, cabergolina, pergolida y lisurida -No ergóticos: apomorfina, pramipexol y ropinirol Algunos estudios clínicos recientes muestran la eficacia de los agonistas dopaminérgicos como tratamiento en monoterapia en las fases precoces de la EP. No se dispone de estudios en los que se haya comparado la eficacia de los agonistas dopaminérgicos de más reciente introducción. Pergolida, ropinirol, pramipexol y cabergolina han mostrado mayor eficacia que bromocriptina. Presentan los mismos efectos secundarios que los descritos tras el tratamiento con levodopa, en algunos casos más graves: náuseas, somnolencia, alucinaciones, edema de las extremidades inferiores e hipotensión ortostática. Los trastornos digestivos pueden reducirse o prevenirse con domperidona. La aparición de valvulopatías cardíacas en pacientes tradados con pergolida hace que se considere como fármaco de segunda línea. La levodopa continúa siendo el tratamiento más eficaz y potente, constituyendo la base del tratamiento. El abordaje del tratamiento en la fase inicial debe ser la monoterapia. Tanto el tratamiento con levodopa, como con algunos agonistas dopaminérgicos muestran ser efectivos en mejorar la discapacidad y las actividades de la vida diaria.
Palabras claves:
  • Parkinson
  • Dopamina
  • Levodopa
  • Carbidopa
  • Benserazida
  • Entacapona
  • Tolcapona
  • Selegilina
  • Rasagilina
  • Bromocriptina
  • Cabergolina
  • Pergolida
  • Lisurida
  • Apomorfina
  • Pramipexol
  • Ropinirol

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.