Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El estricto control de la glucemia ha demostrado ser eficaz en la reducción del riesgo de desarrollar complicaciones a largo plazo de la diabetes mellitus (DM), como retinopatía, neuropatía, nefropatía y alteraciones microvasculares. En los últimos años, los principales objetivos del desarrollo de las insulinas han sido mejorar la farmacocinética y su vía de administración, para mejorar el cumplimiento del tratamiento y la calidad de vida de los pacientes. La insulina de acción rápida y la insulina isofánica o NPH se utilizan tanto para la administración con las comidas como basal. Los análogos de insulina de acción rápida pueden utilizarse como insulina relacionada con las comidas y los de acción lenta se usan como insulina basal. - Insulinas de acción rápida: actualmente están disponibles la insulina lispro y la insulina aspart como análogos de insulina de acción rápida, deben administrarse justo antes de las comidas, a diferencia de la insulina regular humana que debe administrarse media hora antes. - Insulinas lentas o basales: la insulina glargina y la insulina detemir son los análogos de insulina de acción prolongada disponibles actualmente. Las diferencias farmacocinéticas respecto a la insulina NPH permiten conseguir unos niveles plasmáticos más homogéneos y una acción más prolongada, haciendo posible la administración de una o dos dosis al día. En comparación con la insulina NPH, la insulina glargina produciría mayor incidencia de reacciones en el punto de inyección, mientras que la insulina detemir se asocia con una menor variación en el peso del paciente. - Insulinas de acción bifásica: son suspensiones de mezclas de un análogo rápido con su correspondiente asociación protamínica de acción intermedia. Sus efectos son similares a los de las mezclas de insulinas convencionales o humanas, aunque producen una mayor reducción de la glucemia posprandial. - Bombas de insulina: es una técnica en desarrollo. Intenta imitar el funcionamiento normal del páncreas. Utilizan insulinas de acción rápida. Algunas evidencias muestran que los análogos lispro y aspart presentan una eficacia similar y menor frecuencia de hipoglucemias que la infusión de insulina regular humana. - Insulina inhalada: en enero de 2006 se comercializó la primera insulina por vía inhalatoria en Europa. Es un análogo de insulina humana de acción rápida que se administra en aerosol con cámara de inhalación. En ensayos comparativos con insulina subcutánea de acción rápida presentó una eficacia comparable en el control de la hemoglobina glicosilada y de la glucemia posprandial, cuando se utiliza en combinación con insulinas parenterales de acción prolongada, así como un mayor grado de satisfacción de los pacientes. Los niveles de anticuerpos anti-insulina fueron mayores con la insulina inhalada, aunque sin consecuencias clínicas. No supone la supresión del tratamiento con insulina parenteral y quedan por establecer sus efectos sobre la función pulmonar. Los análogos de insulina pueden representar una alternativa en los pacientes con DM1 y DM2 que no alcanzan un control adecuado de la glucemia con las insulinas tradicionales, pero la falta de datos sobre la seguridad a largo plazo no aconseja su utilización en los pacientes que consiguen un control adecuado con las insulinas tradicionales ni en los que inicien el tratamiento con insulina. Las diferencia farmacocinética entre las insulinas humanas y los análogos de insulina hacen que no exista equivalencia terapéutica entre ellos, por lo que si es necesario cambiar de tratamiento deberá realizarse un ajuste de dosis o incluso una modificación en la pauta de administración.
Palabras claves:
  • Diabetes
  • Diabetes mellitus
  • Insulina
  • Insulina humana
  • Insulina isofánica
  • Insulina NPH
  • Insulina lispro
  • Insulina aspart
  • Insulina glulisina
  • Insulina glargina
  • Insulina detemir
  • Bomba de insulina
  • Insulina inhalada
  • Glucemia
  • Hemoglobina glicosilada
  • Hipoglucemia

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.