Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El impétigo es una infección bacteriana y superficial de la piel, altamente contagiosa y que afecta sobretodo a niños. Puede presentarse en forma de impétigo contagioso o impétigo estafilocócico o ampolloso. El impétigo contagioso se presenta en forma de vesículas intraepidérmicas, que se rompen rápidamente y dan lugar a la formación de unas costras amarillo-marronosas muy características que permiten el diagnóstico. Normalmente se localizan en la cara, alrededor de la nariz, pero pueden diseminarse a todo el cuerpo. Se produce está infección tras la alteración de la piel, es decir, por sobreinfección de una herida previa, por ejemplo, tras una picadura de un insecto y rascado de la misma, ruptura de las vesículas de un herpes... El impétigo bulloso se presenta en forma de vesículas de mayor tamaño que al romperse, dejan la dermis al descubierto. Está producido por Staphyloccus aureus productor de toxina epidermolíticas. Es mucho menos común y afecta sobretodo a niños menores de 5 años y neonatos. La base del tratamiento es curar las lesiones existentes y evitar que se extienda. Para ello, aunque en 2-3 semanas puede remitir espontáneamente, se suele usar antibióticos tópicos. Se recomienda el uso de ácido fusídico durante 7 días y, ante la sospecha de MRSA (Staphyloccus aureus resistente a meticilina) se debe usar mupirocina. El uso de antibióticos orales no aporta mayores beneficios. Muy importante es la higiene de las manos tras el contacto con estas heridas, por su alto potencial contagioso.
Palabras claves:
  • Impétigo
  • Staphyloccus aureus
  • ácido fusídico
  • mupirocina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.