Digest

 

Un tratamiento corticoide a la madre en los días que preceden al parto reduce la mortalidad y la morbilidad de los niños nacidos antes de la 34ª semana de amenorrea con efectos adversos aceptables. Por otra parte, los corticoides se utilizan desde hace más de 30 años para los prematuros, durante los primeros días de vida, en caso de enfermedad respiratoria. En esta situación, un meta-análisis ha mostrado un beneficio a corto plazo (reducción de la incidencia de displasias broncopulmonares y de las dificultades de extubación). No obstante, los efectos adversos a corto plazo (hemorragias digestivas, perforaciones intestinales etc.) hacen que el balance beneficio-riesgo de los corticoides resulte desfavorable. A más largo plazo, apareció una duda concerniente a las secuelas neurológicas, a partir de un seguimiento de niños hasta los 3 años. Actualmente se dispone de un seguimiento a largo plazo que confirma los riesgos de efectos adversos sobre el desarrollo neurológico del niño: 146 niños de un ensayo randomizado que había comparado un corticoide en período postnatal precoz versus un placebo fueron seguidos hasta los 8 años. Los niños que habían recibido el corticoide (dexametasona) tenían una talla media menor, peores resultados en tests motrices y cognitivos y en algunos tests escolares. En la práctica, estos datos confirman los riesgos neurológicos de los corticoides por vía sistémica en postnatal para los prematuros y llevan a no utilizarlos más en estas condiciones.
Palabras claves:
  • corticoides
  • prematuros
  • neonatos
  • efectos adversos

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.