Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El síndrome diarreico se define como una alteración de los procesos de secreción y absorción intestinales, en algunos casos es debido a la motilidad refleja del intestino. Las diarreas se pueden clasificar en agudas o crónicas. Cuando la duración es inferior a dos o tres semanas, se habla de diarrea aguda. Su incidencia es elevadísima y es la forma más grave debido a los desequilibrios electrolíticos. Suele ser de etiología infecciosa y responde a un proceso autolimitado que no requiere farmacología específica. El término de diarrea crónica se utiliza cuando se prolonga durante más de dos meses y suele ser causa secundaria a una enfermedad gastrointestinal. El tratamiento de la diarrea es sintomático y se basa en la rehidratación oral para evitar la deshidratación especialmente importante en niños, uso de prebióticos ( Lactobacillus reuteri, Lactobacillus GG, bifidobacterium…), dieta blanda adecuada y en algunos casos, fármacos antidiarreicos. Sin embargo hay que tener en cuenta la etiología, intensidad y duración para valorar la necesidad de tratamiento farmacológico. Los fármacos antidiarreicos están clasificados según su mecanismo de acción. Los de acción intraluminal constan de los adsorbentes (carbón activo) que afectan a la consistencia de las heces, y subsalicilato de bismuto que es útil en la prevención de la diarrea del viajero, debido a su efecto antiinflamatorio y bactericida. Los modificadores de la textura de las heces (plantago Ovata) aumentan la velocidad de absorción de agua y electrolitos en el intestino. Existen también los inhibidores de la motilidad gastrointestinal que retrasan el tránsito intestinal (opiáceos como loperamida y difenoxilato) contraindicados en niños. Otros tipos de fármacos existentes son: los potenciadores de la absorción intestinal (glucosa, aminoácidos, soluciones de rehidratación); inhibidores de la secreción intestinal, los cuales engloban los análogos de la somatostatina (octreotido) y inhibidores de las encefalinasas (racecadotrilo). En caso de ser una diarrea bacteriana se usan agentes antiinfecciosos específicos.
Palabras claves:
  • Diarrea
  • Tratamiento sintomático
  • Antidiarreicos
  • Prebióticos
  • Rehidratación oral

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.