Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Revisión clínica del diagnóstico y manejo de los desórdenes de uso de alcohol, basada en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Cochrane Library, la National Treatment Agency for Substance Misuse, el NICE (Institute for Health and Clinical Excellence (UK)) y el departamento de salud de Reino Unido. Los trastornos de abuso de alcohol representan el 4% de la carga global de enfermedad y causan 1,8 millones de muertes cada año (el 3,2% del total). Los profesionales de la salud juegan un papel vital en la prevención secundaria, y en la identificación de quiénes necesitan tratamiento de un especialista. La mayoría de pacientes con trastornos de abuso de alcohol no son detectados en atención primaria. El cuestionario AUDIT (alcohol use disorders identification test) de 10 ITEMS, para el que se necesitan aproximadamente 10 minutos, fue desarrollado por la OMS para ser utilizado en atención primaria. Este cuestionario tiene una excelente sensibilidad y especificidad. A partir de este, se han desarrollado otros, formas cortas del AUDIT, entre las que destaca el FAST (fast alcohol screening test), considerado la mejor herramienta de screening cuando se dispone de poco tiempo (se pasa en unos 20 segundos). En cuanto a las intervenciones, en pacientes con abuso perjudicial o dañino se recomiendan intervenciones breves. En pacientes con dependencia moderada o severa o dependencia con necesidades complejas, se recomiendan intervenciones más especializadas, incluyendo un periodo de retirada con monitorización médica e intervenciones farmacológicas y psicosociales para promocionar la abstinencia. La gente con dependencia leve al alcohol que experimenta mínimos síntomas de síndrome de abstinencia pueden también beneficiarse de la intervención de un especialista. En cuanto a la terapia farmacológica, las benzodiazepinas son efectivas para reducir los signos y síntomas del periodo de retirada y son los fármacos de elección. Las benzodiazepinas de acción larga, como diazepam o clordiazepóxido, son también efectivas para prevenir las convulsiones, aunque las de acción corta (por ejemplo oxazepam) están indicadas en pacientes con enfermedad hepática significativa para prevenir su acumulación. La encefalopatía de Wernicke, complicación neuropsiquiátrica causada por deficiencia de tiamina, puede prevenirse y tratada mediante la suplementación temporal de tiamina por vía parenteral.
Palabras claves:
  • Abuso
  • Alcohol
  • Trastorno de uso

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.