Digest

 

Las úlceras en los pies susceptibles de infección afectan a un 15% de los pacientes con diabetes mellitus a lo largo de su vida, y suponen un porcentaje elevado de ingresos hospitalarios en estos pacientes. El pie diabético se presenta de modo secundario a diversas patologías, fundamentalmente neuropatía y enfermedad vascular periférica, frecuentemente en combinación con otros factores ambientales. Su manejo incluye educación en el cuidado básico de los pies y sus heridas, estricto control de glucosa para preservar la función neurológica, así como tratamiento de la hipertensión e hiperlipidemia para mantener la función cardiovascular. La etiología de las infecciones es variada, los microorganismos más comunes son Staphylococcus y Streptococcus spp., con una incidencia en aumento de S.aureus meticilin-resistentes (MRSA). Las infecciones moderadas con celulitis limitada pueden ser tratadas con antimicrobianos orales (amoxicilina, eritromicina, ciprofloxacino, clindamicina, levofloxacino, linezolid)., siendo revisada la terapia en función del resultado de los antibiogramas. Si se aisla MRSA se recomienda el tratamiento con mupirocina 2% junto con antimicrobianos orales (al menos dos de los siguientes: fusidato sódico, rifampicina, trimetoprim, doxiciclina). Las infecciones severas requieren tratamiento sistémico con antibióticos de amplio espectro (piperacilina/tazobactam, ampicilina/sulbactam, ertapenem). Si se diagnostica una osteomielitis deberá tenerse en cuenta la penetración ósea del antibiótico empleado, presentando buen perfil ciprofloxacino, clindamicina, rifampicina y fusidato sódico.
Palabras claves:
  • diabetes mellitus
  • pie diabetico
  • S.aureus meticilin-resistente

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.