Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La incidencia de aneurisma de aorta abdominal es variable según la edad y el sexo. Aproximadamente el 1,7% en mujeres y 5% de los hombres tienen un diámetro de la aorta de 3 cm a los 65 años. La prevalencia de aneurismas mayores de 3 cm de diámetro aumenta en un 6% cada década. La mayoría de aneurismas cursa de forma asintomática y se detectan accidentalmente en pruebas de imagen. Desafortunadamente, la primera manifestación suele ser la ruptura del aneurisma, que se asocia a una elevada tasa de mortalidad, ya que sólo el 10% de los pacientes llega con vida a quirófano y, de éstos, el 40% morirá durante el acto quirúrgico. El diagnóstico se realiza mediante técnicas de imagen (TAC o RMN). En pacientes asintomáticos pero con un aneurisma de diámetro superior a 5,5 cm se recomienda realizar una intervención. Existen dos abordajes terapéuticos del aneurisma de aorta abdominal, la cirugía abierta y la colocación de endoprótesis. A pesar que la cirugía es una técnica muy efectiva, conlleva riesgos asociados ya que se trata de una técnica complicada. La reparación endovascular se desarrolló como una alternativa para pacientes no candidatos a cirugía. Se trata de introducir una endoprótesis sintética por la arteria femoral y hacerla subir hasta el aneurisma. Una vez situada la endoprótesis por debajo de las arterias renales se infla hasta cubrir todo el anerisma y se fija a la arteria. Se han realizado varios estudios comparando las dos técnicas y, aunque la mortalidad a 30 días es mayor en el grupo quirúrgico, la supervivencia global a 2 años es similar entre ambos grupos. En las guías clínicas del American College of Cardiology y la American Heart Association se recomienda la colocación de la endoprótesis sólo en pacientes con alto riesgo quirúrgico. Para el resto de pacientes la terapia de elección es la cirugía abierta.
Palabras claves:
  • aneurisma
  • endoprótesis
  • cirugía
  • aorta

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.