Digest

 

La administración directa de toxina botulínica tipo A en las axilas, podría ser un tratamiento seguro y eficaz para evitar la molesta hiperhidrosis, tal y como se ha demostrado en este estudio. El ensayo fue randomizado, ciego y controlado, en el que cada paciente actuaba como su propio control. Se seleccionaron 12 pacientes con hiperhidrosis axilar primaria. Cada paciente recibió tópicamente,200U de toxina botulínica en una de sus axilas, mientras que en la otra sólo se aplicó placebo. La reducción de sudor fue del 65,3% en las axilas tratadas con toxina botulínica, frente al 25,3% de la axila tratada sólo con placebo.
Palabras claves:
  • Hiperhidrosis
  • Toxina botulínica

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.