Digest

 

Desde hace poco se ha propuesto una vacuna contra los papillomavirus (papillomavirus humano, PVH) con el nombre de GARDASIL. Existen más de 100 tipos diferentes de papillomavirus; unos cuarenta pueden infectar la región ano-genital y contribuyen a hacer de las infecciones por PVH una de las enfermedades sexualmente transmisibles más frecuentes, sobre todo en adolescentes y jóvenes adultos. Los tipos de PVH 6 y 11 suelen provocar verrugas ano-genitales (condilomas acuminados) y los tipos 16 y 18 tienen un fuerte potencial canceroso. La acción preventiva de la vacuna contra patologías genitales asociadas al PVH ha sido analizada en 3 estudios a doble ciego, controlados contra placebo, con mujeres de 16 a 25 años. Esta vacuna tetravalente se ha caracterizado por una buena eficacia protectora respecto de los papillomavirus de tipos 6, 11, 16 y 18. No obstante, el tiempo dirá hasta que punto permite prevenir una gran parte de las verrugas ano-genitales así como el cáncer del cuello del útero. Dado que en estos estudios los períodos de observación han sido demasiado breves y la población estudiada, demasiado reducida, no es posible asegurar si la vacuna disminuye la incidencia del cáncer de cuello del útero. Además, tampoco está claro cual es la duración de acción de la vacuna y cuando es necesario proceder a revacunaciones y si conviene, eventualmente, vacunar también a los hombres. En fin, los grupos de población y los países en los que este cáncer es más frecuente son precisamente los que no pueden pagar esta costosa vacuna.
Palabras claves:
  • Vacunas
  • Papillomavirus
  • Enfermedades sexuales

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.