Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Tras una infección por el virus de la hepatitis B, se desarrolla una hepatitis B crónica en cerca de 10% de adultos y 90% de lactantes. Entre el 15 y 25% de los portadores crónicos de HBV (virus de la hepatitis B) mueren por las complicaciones: cirrosis, cáncer de hígado. En los últimos años se han ampliado las posibilidades de tratamiento. TRATAMIENTO DE PRIMERA ELECCION: el peg-interferon alfa-2a (PEGASYS) es el tratamiento de primera elección para los pacienttes con señales de una replica vírica (presencia de ADN vírico o del antígeno Hbe en la sangre) y de lesiones hepáticas histológicas. El peg-interferón alfa-2ª es de empleo más práctico que el interferon alfa-2ª: una inyección subcutánea semanal a dosis de 90 microgramos durante, a priori, de 24 a 48 semanas. Es el único antivírico que permite una regresión duradera de la réplica vírica, persistente 2 años después de suspender el tratamiento en 15% a 30% de los pacientes. Este tratamiento ha de ir acompañado de una vigilancia regular de la fórmula y las plaquetas sanguíneas, de la función tiroidea y del estado psíquico. ALTERNATIVAS DE SEGUNDA ELECCION: la lamivudina (ZEFIX) o el adefovir (HEPSERA) en tratamiento oral continuo son alternativas cuando el peg-interferon no es lo bastante eficaz sobre la réplica vírica o no se tolera (a causa de los efectos adversos). Estos tratamientos parecen reducir el riesgo de complicación de la hepatitis B. La lamivudina no requiere una vigilancia biológica especial. La nefrotoxicidad del adefovir justifica una vigilancia de la creatinina. ULTIMO RECURSO: el entecavir (BARACLUDE) es un tratamiento oral que parece eficaz en situaciones de fracaso o intolerancia de la lamivudina y del adefovir. El retroceso de utilización es menor con este tratamiento.
Palabras claves:
  • Hepatitis
  • Tratamiento
  • Peg-interferon
  • Lamivudina
  • adefovir
  • Entacavir

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.