Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La prevalencia del THDA disminuye con el paso de niñez a adolescencia, aunque los criterios diagnósticos empleados pueden dar lugar a infraestimación en adolescentes. Este grupo de población presenta problemas relativos al cumplimiento, variabilidad de requerimientos de dosis, y cambio en los patrones de comorbilidades (depresión, ansiedad, consumo de drogas). Los tratamientos farmacológicos aprobados para el THDA incluyen fármacos psicoestimulantes (metilfenidato y derivados de anfetaminas) y no estimulantes (atomoxetina). En general, los psicoestimulantes parecen ser al menos tan efectivos en adolescentes como en niños. La elección del tratamiento se hará en función de las comorbilidades, riesgo de efectos adversos e interacciones (atomoxetina es metabolizada por el citocromo P450), y patrón de cumplimiento. Si el paciente no responde a una clase, debe considerarse el empleo de otra clase farmacológica, ya que un 38% responden tanto a anfetaminas como metilfenidato, un 35% sólo a anfetaminas y un 26% sólo a metilfenidato. Los psicoestimulantes pueden presentar un potencial riesgo de abuso, y están contraindicados en pacientes con síntomas psicóticos, depresión severa o ansiedad. Todos estos fármacos son, en general, seguros y bien tolerados. Datos a corto plazo sobre riesgo cardiovascular han mostrado incrementos no significativos en frecuencia cardíaca y presión sanguínea, sin embargo, metilfenidato y anfetaminas deben emplearse con precaución en pacientes con antecedentes propios o familiares de enfermedad cardíaca. Los pacientes en tratamiento con atomoxetina deberán ser monitorizados en relación a signos de idea de suicidio, empeoramiento clínico, y cambios en el comportamiento. Otros fármacos como antidepresivos tricíclicos, clonidina, bupropion o moclobemida constituyen potenciales alternativas de tratamiento, a falta de datos clínicos en esta población.
Palabras claves:
  • trastorno hipercinético
  • déficit de atención
  • THDA
  • metilfenidato
  • dexanfetamina
  • atomoxetina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.