Digest

 

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son los antidepresivos más utilizados en todo el mundo y en España suponen el 75% del consumo total de antidepresivos. Su uso parece haber aumentado por un perfil de reacciones adversas más favorable que el de los antidepresivos tradicionales, sin embargo, en los últimos años se han descrito nuevas reacciones adversas: -Hemorragia digestiva alta: alteran los depósitos de serotonina en las plaquetas produciendo un mayor riesgo de episodios de sangrado. El riesgo absoluto es bajo pero aumenta en pacientes que utilizan ácido acetilsalicílico u otros AINEs de forma concomitante. -Hiponatremia: la concentración plasmática de sodio es inferior a 130 meq/L. Parece ser una consecuencia secundaria al desarrollo del síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética. Entre los factores de riesgo se incluyen: edad avanzada, sexo femenino, uso concomitante de diuréticos, bajo peso y niveles bajos en la concentración plasmática de sodio. -Disfunción sexual: la disfunción sexual es una reacción adversa frecuentemente descrita con todos los antidepresivos. Repercute en el cumplimiento y mejora tras retirar el fármaco. No se dispone de evidencias que indiquen diferencias significativas entre los distintos ISRS, aunque parece que paroxetina es la que se asocia a un mayor riesgo. -Aumento del riesgo de suicidio en adultos: presenta una baja incidencia, por lo que es difícil establecer su relación con el uso de antidepresivos ISRS. Los resultados de los estudios no son concluyentes, algunos ponen de manifiesto que aumenta la ideación suicida y los intentos de suicidio, mientras que otros no lo apoyan. En cualquier caso debe realizarse un seguimiento de la ideación suicida en las primeras semanas de tratamiento, en especial en los pacientes con mayor riesgo o en menores de 30 años. No se han encontrado diferencias entre los antidepresivos ISRS y los tricíclicos. -Osteoporosis: en dos estudios publicados recientemente, el uso de antidepresivos ISRS se asoció a una pérdida de masa ósea. No se ha asociado a otros antidepresivos. -Uso en niños y adolescentes: diversas evidencias indican que el uso de antidepresivos en la población infantil y juvenil se asocia con un aumento del riesgo de suicidio. Sólo fluoxetina está autorizada para el tratamiento de la depresión mayor y sólo como coadyuvante de psicoterapia. Debe vigilarse la aparición de ideas o conductas suicidas. -Uso durante el embarazo y lactancia: aunque los ISRS son los antidepresivos de elección, pueden estar asociados a riesgos para el niño durante el embarazo y lactancia. Se ha asociado el uso de paroxetina con el desarrollo de malformaciones cardíacas, por lo que debería evitarse en mujeres embarazadas o que planeen un embarazo. La utilización de ISRS al final del embarazo supone un mayor riesgo para el neonato de presentar ciertas alteraciones. La información respecto a la lactancia materna es escasa, sertralina y fluvoxamina son los ISRS de elección si se va a continuar con la lactancia.
Palabras claves:
  • Antidepresivos
  • Depresión
  • Disfunción sexual
  • Hemorragia digestiva
  • Hiponatremia
  • ISRS
  • Osteoporosis
  • Suicidio

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.