Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Las vacunas se dividen en vacunas vivas (por ejemplo ROR, tuberculosis, fiebre tifoidea por vía oral) y vacunas inactivadas (por ejemplo tosferina, polio, FSME, gripe) En las vacunas vivas, los virus o las bacterias se modifican en laboratorio de manera que - como cuando se contrae una enfermedad - el organismo produce una respuesta inmune cuando se le administra una pequeña dosis. Con las vacunas vivas hay que respetar ciertas medidas de precaución y contraindicaciones. INMUNODEPRESION: se ha de evitar en la medida de lo posible utilizar vacunas vivas para pacientes inmunodeprimidos (por ejemplo, con quimioterapia, en caso de administración de corticoides por vía general). También para pacientes con una infección por VIH. EMBARAZO Y LACTANCIA: las mujeres encinta y las que desean estarlo no han de recibir vacunas vivas porque existe riesgo de infección para el feto. Eventualmente, las mujeres encinta pueden recibir la vacuna antigripal a base de virus inactivados durante la temporada de la gripe. Por el contrario, la lactancia no constituye una contraindicación para el uso de vacunas vivas. ANTIINFECCIOSOS: un tratamiento antimicrobiano en general no influye en la vacunación con vacunas vivas. Es importante vigilar las excepciones siguientes: los tratamientos antivíricos pueden reducir la respuesta inmune de las vacunas a base de virus de la varicela. Una vacuna antigripal sólo puede darse 48 horas después de la suspensión de medicamentos antivíricos. La vacuna oral contra la fiebre tifoidea no ha de practicarse con pacientes que tomen sulfamidas, amoxicilina, ampicilina, cefixima, ceftriaxona o fluoroquinolonas.
Palabras claves:
  • Vacunas vivas
  • Vacunas atenuadas
  • precauciones
  • antiinfeccioso
  • embarazo
  • inmunosupresión

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.