Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Hace más de un año la FDA prevenía contra los efectos adversos potencialmente mortales y casos mortales bajo un tratamiento del dolor con metadona. Un estudio casos-testigos publicado recientemente hace pensar que el riesgo de muerte súbita existe ya con concentraciones terapéuticas. RESULTADOS: 22 casos de muerte súbita se dieron con concentraciones terapéuticas de metadona. En 106 casos los pacientes no habían sido tratados con metadona. Los pacientes del grupo metadona presentaban con menor frecuencia anomalías cardíacas que podían causar una muerte súbita (23%) que los pacientes del grupo de comparación (60%), lo que indica que la metadona puede aumentar el riesgo de muerte súbita con concentraciones terapéuticas. Se recomienda proceder a un ECG antes de iniciar un tratamiento con metadona y examinar si existe riesgo de depresión respiratoria. Según las directrices de varias sociedades alemanas (Sociedad de medicina paliativa, Sociedad de cancerología, etc.), la L-metadona constituye una alternativa a la morfina para tratamiento de dolores cancerosos y puede presentar ventajas para dolores neuropáticos. La atención se presta a una cinética individual de la metadona -acompañada de riesgo de acumulación - y se recomienda un ajuste minucioso de la dosis. Al pasar de la morfina a la metadona hay que empezar con una dosis única del 10% de la dosis diaria oral de morfina, pero con un máximo de 6 mg. Después de 2 o 3 días hay que repartir la dosis diaria requerida efectivamente en 2 a 3 dosis unitarias y eventualmente hay que reducir la dosis en 30% para atenuar el riesgo de acumulación, si existe retraso para obtener una concentración sérica estable. El riesgo de acumulación en un tratamiento del dolor se explica por el hecho de que con 8 a 59 horas, la semivida de eliminación de la metadona es netamente más larga que la acción analgésica que generalmente no dura más que 4 a 8 horas.
Palabras claves:
  • dolor
  • tratamiento
  • metadona
  • muerte súbita

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.