Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La parálisis de Bell es una parálisis facial transitoria que se produce por la afectación de uno de los dos nervios faciales. Cada nervio facial dirige los músculos de un lado de la cara, incluidos los que controlan el parpadeo, el cierre del ojo, las expresiones faciales como sonreír y fruncir el ceño, y además, transporta impulsos nerviosos a las glándulas lacrimales y salivares. La parálisis de Bell puede, por tanto, incluir debilidad o parálisis facial, caída del párpado y de la comisura de la boca, sequedad del ojo o la boca, deterioro del gusto y lagrimeo excesivo. También puede presentarse dolor o molestias alrededor de la mandíbula y detrás del oído, cefalea, pérdida del gusto, hipersensibilidad al sonido, disartria, mareos y dificultad para comer o beber. Se cree que una infección viral puede ser la causa del trastorno. La parálisis de Bell afecta a hombres y mujeres por igual, puede producirse a cualquier edad y su incidencia es mayor en mujeres embarazadas, diabéticos y pacientes con gripe o enfermedades respiratorias superiores. La mayoría de los pacientes se recuperan bien, pero hasta un 30 % puede presentar desfiguración facial permanente, dolor y afectación psicológica. El tratamiento de la parálisis de Bell sigue siendo controvertido, si bien prednisolona y aciclovir son prescritos en la práctica diaria, los estudios realizados han fallado para demostrar la efectividad de estos tratamientos. Por ello, recientemente se ha realizado un nuevo ensayo clínico para estudiar la efectividad del tratamiento temprano con prednisolona frente al tratamiento temprano con aciclovir. La aleatorización de los pacientes dio lugar a cuatro grupos: prednisolona (25 mg) y placebo dos veces al día; aciclovir (400 mg) y placebo cinco veces al día; prednisolona y aciclovir; y dos cápsulas de placebo. Los pacientes tomaron la primera dosis antes de las 72 horas tras el inicio de los síntomas, y continuaron durante un periodo de 10 días. La variable primaria del estudio fue la puntuación en la escala House-Brackman. Como variables secundarias, la calidad de vida relacionada con la salud, la apariencia facial, y el dolor. Los resultados mostraron que la recuperación completa de la función facial a los 3 meses fue un 19.4 % mayor en los pacientes que recibieron prednisolona frente a los que no, no existiendo diferencias significativas entre los grupos que recibieron aciclovir y los que no. No se observaron diferencias significativas en las variables secundarias. Los autores concluyen que aciclovir no sería recomendable para el tratamiento de la parálisis de Bell y que todos los pacientes diagnosticados deberían ser tratados lo antes posible.
Palabras claves:
  • Parálisis de Bell
  • Prednisolona
  • Aciclovir
  • Nervio facial

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.