Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Las enfermedades cerebrovasculares, y en concreto el ictus isquémico, son junto con las enfermedades cardiovasculares la primera causa de muerte en nuestro país, y una de las causas más importantes de morbilidad. Teniendo en cuenta que los pacientes con ataques isquémicos transitorios (TIA) tienen un 10 % de riesgo de sufrir un ictus severo en la semana posterior, el estudio de esta patología es realmente importante. Estos pequeños ataques proporcionan una oportunidad terapéutica para la prevención de ataques más graves, sin embargo no existe un consenso claro en cuanto a la mejor estrategia coste-eficacia. Por todo ello un estudio planteó determinar el efecto de un tratamiento urgente después de TIA e ictus menor sobre la tasa de recurrencia. El estudio fue realizado en dos fases, en la primera tardaban 3 días en atender al paciente y en la segunda fase se tardaba un día. Los resultados muestran que el riesgo de ictus recurrente dentro de los 90 días tras TIA o ictus menor fue significativamente mayor en la fase primera que en la fase segunda, debido a la urgencia con la que se inició el tratamiento. Los autores del estudio concluyen que el diagnóstico precoz y tratamiento urgente de los pacientes con TIA o ictus menor podría reducir en un 80% el riesgo de ictus recurrente a corto plazo. Sin embargo, este estudio presenta ciertas limitaciones, ya que no permite conocer cuál de las diferentes estrategias terapéuticas empleadas es más efectiva en la reducción del riesgo, si bien los autores sugieren que la dosis de carga de AAS dada de forma temprana tras el evento isquémico es responsable en gran parte de la reducción del riesgo. Es necesario que las autoridades sanitarias realicen una mayor educación pública sobre los síntomas del TIA y la necesidad de buscar atención médica lo antes posible.
Palabras claves:
  • Ictus isquémico
  • Ataque isquémico transitorio

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.