Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El inicio temprano del tratamiento con interferón beta-1b tras el primer evento neurológico que sugiere una EM remitente-recidivante, supone una disminución del riesgo de progresión de la enfermedad y de desarrollar discapacidad permanente. En la esclerosis múltiple (EM) remitente-recidivante, la mayoría de los pacientes se recuperan de los síntomas neurológicos del primer ataque dentro de un corto período de tiempo, pero el daño subclínico persiste y es progresivo, de forma que estos pacientes tienen un riesgo importante de progresión de la enfermedad y posterior discapacidad severa. Un reciente estudio ha investigado los efectos del tratamiento temprano con interferón beta-1b frente al tratamiento tardío en la discapacidad permanente tras un primer evento neurológico sugestivo de EM. El estudio consistió en una primera fase a doble ciego y controlada frente a placebo de 2 años de duración y una segunda fase de seguimiento de 3 años. Los resultados muestran un efecto beneficioso del tratamiento temprano con interferón beta-1b después de los tres años de seguimiento, ya que se produce una disminución del riesgo de CDMS (esclerosis múltiple clínicamente definida) del 41% y en la progresión confirmada por EDSS (escala de discapacidad expandida) una disminución del 40%. Las tasas de recidiva anuales tanto en el grupo de pacientes tratados tempranamente como en el grupo tratados tardíamente, fueron similares. Se vio que los pacientes con lesiones monofocales y de menor grado son los que más se beneficiarían de este tratamiento temprano. Por tanto el inicio temprano del tratamiento con interferón beta-1b tras el primer evento neurológico que sugiere una EM remitente-recidivante, supone una disminución del riesgo de progresión de la enfermedad y de desarrollar discapacidad permanente. Son necesarios estudios adicionales para esclarecer los indicadores de pronóstico que muestran mejor la respuesta al tratamiento.
Palabras claves:
  • Esclerosis múltiple
  • Interferón beta-1b

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.