Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El cáncer de próstata (crecimiento anormal descontrolado de células que se originan en la glándula prostática) es el cáncer más común entre los hombres de los Estados Unidos. La edición del 3 de octubre de 2007 de JAMA incluye un artículo sobre la importancia de la clasificación del cáncer de próstata y las consecuencias con respecto a las opciones de tratamiento y la posible recidiva. PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO PARA EL CÁNCER DE PRÓSTATA No existe acuerdo entre los profesionales y los grupos médicos con respecto a cuándo los hombres deberían someterse a evaluaciones (pruebas de rutina) para detectar el cáncer de próstata debido a la controversia sobre los beneficios versus los riesgos del tratamiento temprano. Las pruebas usadas con más frecuencia incluyen las siguientes. o Examen rectal digital (DRE). El médico palpa la glándula prostática colocando un dedo enguantado en el recto del paciente para examinar la glándula con el fin de detectar áreas duras o nódulos que pudieran representar una anomalía. o Prueba de antígeno prostático específico (PSA). Se realiza un análisis de sangre para medir los niveles de esta sustancia química. Un resultado positivo (generalmente de más de 4 nanogramos por mililitro) puede ser un indicador de cáncer, pero es importante que comprenda que la prueba no es perfecta. Muchos hombres con niveles de PSA levemente elevados pueden tener un agrandamiento de la próstata benigno, lo cual es parte del envejecimiento, mientras que algunos hombres con cáncer de próstata pueden tener niveles de PSA normales. o Biopsia (obtención de muestras de tejido) de la próstata. Para realizar la biopsia, el médico le coloca una sonda de ultrasonido en el recto. Guiado por las imágenes de la sonda, el médico puede identificar áreas sospechosas de la glándula prostática. Usando una aguja hueca, el médico puede extraer secciones delgadas de tejido glandular para un análisis microscópico. CLASIFICACIÓN DEL CÁNCER DE PRÓSTATA Cuando la biopsia confirma la presencia de cáncer, el siguiente paso, llamado clasificación, es determinar el nivel de agresividad del cáncer. La escala de clasificación más común va del 1 al 5, en la que 1 es la forma menos agresiva (las células tisulares tienen una apariencia normal). Conocidos como puntajes de Gleason, estos números (que se refieren al aspecto y a la actividad de las células cancerosas) pueden resultar útiles para determinar qué opción de tratamiento es la más conveniente. El puntaje de Gleason agrega los grados de los dos patrones de células más frecuentes. Por lo tanto, los puntajes pueden variar de 2 (cáncer no agresivo) a 10 (cáncer muy agresivo). La diseminación eventual del tumor depende de la naturaleza agresiva de las células de cáncer prostático. OPCIONES DE TRATAMIENTO Las decisiones sobre el tratamiento dependen de una serie de factores, que incluyen la edad, la expectativa de vida, el estado de salud general, el nivel de PSA, el puntaje de Gleason y el crecimiento y la diseminación del tumor. Debe analizar las opciones de tratamiento cuidadosamente con su médico, las cuales pueden variar desde la simple observación de signos y síntomas con controles periódicos hasta el tratamiento con radiación o la cirugía. La prostatectomía radical (extracción quirúrgica de la glándula prostática) y el tratamiento con radiación pueden curar el cáncer de próstata, pero pueden causar problemas de impotencia (dificultad para tener una erección) o de incontinencia (problemas para controlar la micción). JAMA 2007: 298 (13)
Palabras claves:
  • cancer
  • diagnóstico
  • DRE
  • próstata
  • PSA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.