Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Una exposición crónica a pequeñas dosis de mercurio no supone un riesgo sanitario importante probado. No obstante, se tiende a limitar el uso de amalgamas por precaución. Desde hace unos 200 años se utiliza el mercurio para fabricar amalgamas dentales por su bajo coste y sus propiedades físicas. A dosis altas, es tóxico para el sistema nervioso y los riñones y se acumula en el organismo. También es fetotóxico. El mercurio de las amalgamas puede liberarse en la cavidad bucal por efectos mecánicos (masticación, sobre todo de chiclés, cepillado de los dientes), químicos (reacción con otros metales de la amalgama y con los alimentos) eléctricos (reacción con otros metales) y térmicos ( ingestión de bebidas y alimentos calientes). Constituye una de las principales fuentes de exposición al mercurio del hombre en países industrializados. Está admitido que las reacciones locales liquenoides son más frecuentes en personas sensibilizadas al mercurio portadoras de amalgamas. A pesar de las sospechas, no hay pruebas establecidas de relación entre mercurio de las amalgamas y efectos renales, enfermedades neurológicas degenerativas o trastornos del desarrollo neurológico o de comportamiento de los niños. Podría existir una susceptibilidad genética de algunos individuos al desarrollo de reacciones, sobre todo inmunitarias al mercurio de las amalgamas. La toxicidad del mercurio a dosis altas y el principio de precaución impulsan a algunos países a limitar o a prohibir el uso del mercurio, incluso en las amalgamas. No obstante, en cuanto a las amalgamas que ya están en la boca, vale más no retirarlas sistemáticamente para reemplazarlas por otros materiales de obturación. La evaluación del balance beneficio-riesgo de estos materiales no es suficiente para permitir elegir entre estos materiales y las amalgamas de mercurio. .
Palabras claves:
  • Amalgamas dentales
  • Mercurio
  • Efectos secundarios
  • Toxicidad
  • Fundas dentales

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.