Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La obesidad es un problema creciente, que se asocia con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y musculoesqueléticas. Aunque la prevención es claramente la primera estrategia para abordar el problema, en muchos casos el tratamiento farmacológico es necesario. Estos, aunque son efectivos, provocan una pérdida de peso moderada, y además dan problemas de tolerabilidad como es el caso de rimonabant, suspendida su comercialización por la AEMPS el pasado 23 de octubre, ya que provoca un aumento del riesgo de trastornos psiquiátricos. Se ha finalizado recientemente la fase II de un ensayo clínico con tesofensina, un inhibidor de la recaptación presináptica de noradrenalina, dopamina y serotonina. En este ensayo, aleatorizado, doble ciego y controlado por placebo, participaron 203 pacientes obesos que durante 24 semanas recibieron tesofensina 1mg, 0,5mg, 0,25mg o placebo una vez al día. Dos semanas antes del comienzo del tratamiento los pacientes comenzaron una dieta y se les recomendó aumentar la actividad física. La variable primaria de eficacia fue el cambio porcentual en el peso corporal. Respecto a placebo, la reducción media del peso corporal fue del 4,7% para tesofensina 0,25mg de 9,2% para dosis de 0,5mg y 10,4% para 1mg. También se vio que tesofensina redujo las concentraciones plasmáticas de triglicéridos y colesterol total, los niveles de insulina y hemoglobina A1c. Se evaluaron posibles alteraciones neurológicas y psiquiátricas, registrándose casos de insomnio, alteraciones del sueño y cambios en el estado del ánimo en los grupos que recibieron las mayores dosis del fármaco. Sin embargo, no se encontró una tendencia a desórdenes depresivos o ansiedad para las dosis de 0,25 y 0,5mg. Tesofensina mostró un aumento de la presión arterial a dosis de 1mg. Por todo ello los autores concluyen que dosis de 0,5mg de tesofensina parecen producir unas pérdidas de peso corporal de más del doble de las de fármacos antiobesidad actualmente autorizados. Aunque el perfil de seguridad parece prometedor, en vista de las dificultades que han ido apareciendo en la terapéutica de la obesidad, todavía son necesarios estudios en fase III para confirmar estos hallazgos.
Palabras claves:
  • Obesidad
  • Tesofensina
  • Rimonabant

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.