Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Las úlceras arteriales son aquellas en cuyo origen existe una deficiencia de aporte sanguíneo en la extremidad afectada secundaria o una arteriopatía generalmente crónica, también llamadas úlceras isquémicas. Son especialmente sensibles a la infección, debido a la isquemia presente en la zona donde se localizan. Habitualmente aparecen en el pie y en el tercio distal de la pierna. Morfológicamente se caracterizan por su pequeño tamaño, aparición sobre planos óseos, posible bilateralidad, no sangrantes, con fondo costroso. Suelen tener una evolución crónica, con mal pronostico. Representan un 10-25% del total de las úlceras vasculares y los principales afectados son varones mayores de 50 años con antecedentes de arteriopatía periférica obliterante. Entre los agentes etiológicos que pueden originar una úlcera arterial destacan la arteriosclerosis ateromatosa o arteriosclerosis obstructiva crónica, que a su vez es la causa principal de arteriopatía periférica de miembros inferiores, la tromboangeítis obliterante o enfermedad de Buerger, la enfermedad de Raynaud, tabaquismo, dislipemias e hipertensión arterial. El síntoma más característico es el dolor, que empeora en posición de decúbito. Este tipo de úlcera tiende a empeorar. Es frecuente observar un fondo de base gris amarillenta con esfacelos y no sangrante. Seguidamente la úlcera pasa de seca a húmeda lo que empeora todavía más el pronóstico. La prevención de las úlceras arteriales incluye las siguientes medidas: -Supresión del hábito tabaquito. -Evitar ropas muy ajustadas y usar zapatos cómodos. -Cuidar meticulosamente las uñas, evitar traumatismos en los pies y no exponerse a temperaturas excesivas. -Practicar ejercicio de forma regular. -Seguir una dieta equilibrada. -Acudir a un centro sanitario en caso de sentir dolor al caminar o si aparecen lesiones.
Palabras claves:
  • Úlceras arteria
  • Enfermedad de Buerger
  • Enfermedad de Raynaud

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.