Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La constipación es un problema de salud extenso, que a veces se considera tabú. Según las indicaciones, 20 a 60% de la población tienen problemas de emisión de deposiciones. Con frecuencia clientes con constipación crónica funcional piden consejo a la farmacia. Se trata de una constipación cuando al menos 2 de los criterios siguientes han ocurrido durante las últimas 12 semanas: más de 25% de defecaciones con esfuerzo debidas a deposiciones duras, sensación de evacuación incompleta de las deposiciones, obstrucción o bloqueo a nivel ano-rectal, ayuda manual o menos de 3 defecaciones por semana. Los pacientes con enfermedades intestinales como úlcera, diarrea prolongada y enfermedad de Crohn, requieren consulta médica. Aparte de estos casos, la constipación no se ha de considerar como señal de alerta más que en caso de síntomas concomitantes agudos, extremadamente desagradables. Los síntomas de alerta por los que se ha de aconsejar una consulta médica urgente son los siguientes: dolores abdominales de tipo calambres, cólicos, vómitos, fiebre, náuseas, dolores (eventualmente oclusión intestinal, ileo, diverticulitis), mucosidad y/o sangre en las deposiciones (eventualmente enfermedades inflamatorias del colon, infecciones debidas a bacterias o amebas, tumores, hemorroides, fisuras anales, diverticulosis), alternancia de diarrea y de constipación, meteorismo (eventualmente diverticulitis, colon irritable), dolores abdominales, calambres (abdomen agudo), deposiciones filiformes en minas de lápiz (procesos estenosantes como pólipos), deposiciones duras, deposiciones mucosas (eventualmente síndrome de colon irritable), defecación imposible o incompleta (disquesia en caso de falta de coordinación entre musculatura pelviana y esfínter anal, rectocelo en caso de descenso de la pared rectal y vaginal). Las CAUSAS posibles de una constipación pasajera son muy variadas. Pueden ser debidas a medicamentos, pero también ser la consecuencia de enfermedades sistemicas y extraintestinales o de cambios en las condiciones de vida. Por regla general hay que consultar al médico. Entre las enfermedades que pueden desencadenar o favorecer una constipación se citan la insuficiencia renal, la diabetes, la hipopotasemia y la hipocalcemia (¡atención al abuso de laxantes!), el hipotiroidismo, los tumores cerebrales y los tumores o los pólipos intestinales. En personas de edad avanzada o que necesitan cuidados, a menudo la constipación se debe a una sobremedicación (polipragmasia) o a la prescripción simultánea de varios medicamentos. Las siguientes clases de medicamentos pueden provocar una constipación: opioides, antagonistas cálcicos, antihipertensivos, diuréticos, hipolipemiantes, anticolinérgicos, psicotropos, antiepilépticos, antiparkinsonianos, citostáticos, algunas sales (por ej. las de hierro) y los progestágenos. Para los adultos los LAXANTES DE PRIMERA ELECCION son los laxantes mucilaginosos (productos a base de psilio o de pectina) o el bisacodilo, para niños >6 años, productos a base de lactulosa ( jarabe, granulados, polvo, comprimidos para mascar); para lactantes, niños muy pequeños, mujeres encinta o que amamantan se pueden usar supositorios de glicerol. A veces, la toma de laxantes no da el resultado supuesto. Es importante recomendar medidas suplementarias como la actividad física, absorción de gran cantidad de líquido, alimentación que favorezca la motricidad, regularidad en las comidas y en ritmos de ir al lavabo. Si no hay defecación a los dos días de tomar laxante, es importante consultar al médico.
Palabras claves:
  • Constipación
  • Estreñimiento
  • dolor abdominal
  • diarrea

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.