Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El tratamiento farmacológico actual de la degeneración articular, comprende dos grupos de fármacos: 1. Modificadores de los síntomas: Estos son agentes que solo alivian los síntomas, pero no actúan directamente sobre la enfermedad. Sus inconvenientes son varios, la reaparición de los síntomas en cuanto se suprime el tratamiento, no modifican el curso de la enfermedad, y en algunos casos pueden producir efectos secundarios graves (lesiones gastrointestinales, toxicidad hepática…). En este grupo están los AINE. Se aconseja siempre que sea posible usar el paracetamol. Cuando un AINE es esencial, se prescribe el más seguro en la dosis eficaz más baja por el período más corto (ibuprofeno 200mg, 3/día durante 1-2 semanas). 2. Fármacos condroprotectores: Son agentes modificadores de la estructura, dirigidos a preservar el cartílago y a frenar la evolución de la enfermedad ya que su actividad se centra en los mecanismos que la desencadenan. La condroprotección frena o evita el desgaste articular, ya que actúan principalmente sobre el desequilibrio metabólico que se produce en el cartílago, además de actuar sobre los síntomas. Como contrapartida el alivio sintomático se alcanza más lentamente. Estos se usan como tratamiento de base en la osteoartritis. En este grupo se incluyen el condroitín sulfato, el sulfato de glucosamina, la diacereína, los estrógenos y el ácido hialurónico. También se puede recurrir a la estrategia quirúrgica, que consiste en el transplante de condrocitos. Se basa en la obtención de condrocitos autólogos mediante biopsia, de los que se hace un cultivo para aumentar el número de estas células. Posteriormente estos condrocitos se implantan en la lesión articular del individuo.
Palabras claves:
  • Degeneración articular
  • AINE
  • Fármacos condroprotectores
  • Cartílago
  • Sulfato de glucosamina
  • Condroitín sulfato
  • Ácido hialurónico

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.