Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La artritis reumatoide (AR) es una forma común de artritis, acompañada de dolor, que provoca inflamación en el revestimiento de las articulaciones, puede dañar los cartílagos, los tendones, los ligamentos y los huesos. Las causas de la AR son desconocidas, aunque se cree que los genes desempeñan un papel importante. En la AR el sistema inmunológico funciona de modo incorrecto y ataca las propias articulaciones. En los pacientes refractarios a los tratamientos habituales (antiinflamatorios, metotrexato, leflunomida, sulfasalazina, ciclosporina…) se ha utilizado con éxito infliximab, etanercept, anakinra y adalimumab, modificadores de la respuesta biológica que atacan elementos químicos específicos del sistema inmunológico, involucrados en la AR. Estos agentes biológicos bloquean la acción del factor de necrosis tumoral, un elemento químico que tiene un papel importante en la inflamación y en el daño tisular. Infliximab ha demostrado su eficacia en el tratamiento de pacientes con AR, tanto en monoterapia como asociado a metotrexato, en casos moderados o graves que no hayan respondido a otras terapias. Se realizó un ensayo con 428 pacientes a los que se les administró infliximab (3-10 mg/Kg cada 4-8 semanas, durante 54 semanas) más metotrexato o metotrexato más placebo. El resultado muestra que los pacientes tratados con metotrexato e infliximab experimentan más mejoría que los que reciben metotrexato más placebo en todas las dosis e intervalos de administración. La calidad de vida también mejora en los pacientes del primer grupo. Este beneficio se evidencia a las 54 semanas y perdura hasta las 102 semanas. Se observan reacciones adversas en el 60% de los pacientes y en el 40% de los tratados con placebo. Las reacciones adversas más frecuentes fueron: infección viral, reacciones alérgicas, cefalea, vértigo y mareo.
Palabras claves:
  • Artritis reumatoide
  • Infliximab

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.