Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El síndrome de vejiga hiperactiva es una patología crónica asociada a necesidad constante de orinar, nicturia, incontinencia y polaquiuria, que constituye la principal causa de incontinencia en ancianos. El tratamiento habitual de esta enfermedad son los antagonistas muscarínicos, siendo fesoterodina el sexto antimuscarínico aprobado con esta indicación. Como principal problema los antimuscarínicos se asocian a xerostomía y estreñimiento, así como desorientación en ancianos. Fesoterodina es un profármaco de buena absorción digestiva, que en el organismo se hidroliza a 5-hidroximetiltolterodina (mismo metabolito activo que tolterodina). Fesoterodina no presenta selectividad de acción sobre ningún subtipo de receptor muscarínico, a diferencia de otros antimuscarínicos, y su metabolismo es hepático a través del CYP3A4, lo que puede traducirse en interacciones farmacológicas con potentes inductores o inhibidores enzimáticos. Un ensayo aleatorizado doble ciego en 1132 pacientes mostró una disminución del promedio de micciones diarias de 0,95 con placebo, 1,73 con 4mg de tolterodina de liberación prolongada, 1,76 con 4mg de fesoterodina y 1,88 con 8mg de fesoterodina, siendo las diferencias estadísticamente significativas con respecto a placebo. El tratamiento con fesoterodina se asoció a un 21,7% de xerostomía en los tratados con 4mg y 33,8% en los tratados con 8mg; en el caso de tolterodina fue de un 16,9%. La dosis inicial recomendada de fesoterodina es de 4mg/día, que puede aumentarse a 8mg/día. No parece que fesoterodina aporte ninguna ventaja sobre los fármacos ya existentes para el tratamiento del síndrome de vejiga hiperactiva, excepto que su dosis máxima aprobada (8mg) es mayor que la de tolterodina (4mg), aunque también se asocia a mayor incidencia de xerostomía.
Palabras claves:
  • antagonistas muscarínicos
  • fesoterodina
  • oxibutinina
  • síndrome de vejiga hiperactiva
  • tolterodina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.