Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La depresión es un trastorno emocional que se presenta como un estado de abatimiento e infelicidad. Sus principales síntomas son una tristeza patológica acompañada de decaimiento general e irritabilidad. Estos síntomas son tan acusados, que interfieren en la vida diaria del afectado. Hay varios tipos de depresión, y su clasificación se basa fundamentalmente en los síntomas que presenta el afectado. También hay diferentes grados de gravedad. El tratamiento se instaura con el objetivo de mejorar su situación anímica y posibilitar su correcta integración sociolaboral. En definitiva, mejorar la calidad de vida del paciente. El efecto antidepresivo puede tardar dos o tres semanas en aparecer y unos dos meses en alcanzar su pico de máxima eficacia. Son frecuentes las recaídas, que se intentan minimizar alargando el tratamiento y evitando su suspensión brusca. Hay psiquiatras que abogan por aceptar que se trata de una enfermedad crónica y instaurar un tratamiento de por vida a la mínima dosis eficaz. Todos los antidepresivos actúan aumentando la concentración de aminas neurotransmisoras de la sinapsis, aunque lo hagan por mecanismos bioquímicos diferentes. Los grupos de antidepresivos más prescritos en la actualidad son: los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (IRSN), los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores de la enzima monoamino-oxidasa (IMAO). Estos fármacos también son útiles en el tratamiento de otras patologías relacionadas con el desequilibrio en los neurotransmisores. Un 19,9% se prescriben para trastornos de ansiedad, fobias y obsesiones. Un 1,9% se indica como coadyuvante en el tratamiento de la fibromialgia. Un 1,8% en esquizofrenias y trastornos delirantes, un 1,3% para trastornos de la personalidad y el 9,5% para otras enfermedades mentales y somáticas.
Palabras claves:
  • Depresión
  • IMAO
  • IRSN

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.