Digest

 

Últimamente han aumentado los casos de alopecia en mujeres, que en ocasiones se asocia a aumento de andrógenos, situación conocida como alopecia androgénica femenina (FAGA). La intensidad de la pérdida se mide utilizando escalas como la de Ludwig, que habla de grado I,II o III o como la clasificación de Hamilton-Norwood. Un diagnóstico debe realizarse recopilando la información de la anamnesis y evaluación clínica, test de lavado, dermatoscopia, análisis digitalizado del cabello y pruebas de laboratorio, especialmente la determinación androgénica. El tratamiento varia según la etiología, pero en términos generales se usa tratamiento tópico con minoxidil 2-5% dos veces al día, y si existe exceso androgénico concomitante debe asociarse a supresión adrenal, con glucocorticoides, o tratamiento antiandrogénico, con ciproterona, drospirenona, espironolactona, flutamida y finasteride. Si se produce una liberación excesiva de andrógenos en ovarios, se utilizan anticonceptivos con estrógeno (etinilestradiol) asociado a progestágeno. Otra opción es la administración de leuprorelina. Finalmente, en el caso de alopecia postmenopáusica, el cuadro mejora con finasterida y dutasterida.
Palabras claves:
  • Alopecia androgénica
  • Ciproterona
  • Drospirenona
  • Espironolactona
  • Finasteride
  • Flutamida
  • Minoxidil

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.