Digest

 

La tiroides es una glándula endocrina situada justo debajo de la nuez de Adán. Tiene un peso comprendido entre 15 y 30 g en el adulto y está formada por dos lóbulos en forma de mariposa a ambos lados de la tráquea, unidos por el istmo. Está glándula produce hormonas que son fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso central (SNC), además de participar activamente en otras funciones del organismo. Interviene en la producción de las hormonas tiroxina o tetrayodotiroxina (T4) y triyodotironina (T3), que derivan de la tirosina y que contienen cuatro y tres átomos de yodo, respectivamente. La síntesis de hormonas tiroideas está regulada enzimaticamente y precisa del yodo que se obtiene de la dieta en forma de yoduro. Cuando la ingesta de yodo es baja, con la consiguiente reducción de la concentración plasmática, se reduce la síntesis de hormonas y aumenta la secreción de la hormona estimuladora del tiroides (TSH) para promover la endocitosis del coloide, su digestión por enzimas liposómicas y la liberación de T4 y T3 a la circulación. Por el contrario, el incremento del yoduro plasmático ejerce el efecto opuesto. Las hormonas tiroideas inducen un aumento generalizado del metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y proteínas, regulando estos procesos en gran parte de los tejidos del organismo. Aumentan la termogénesis (producción de calor) y el consumo de oxígeno, lo que se manifiesta por un aumento del metabolismo basal. Las hormonas tiroides contribuyen al desarrollo de todos los órganos y tejidos y son esenciales para la mielinización y el desarrollo cerebral, por lo que su falta durante el período de neurogénesis activa conduce a retraso mental irreversible. Ejercen una acción directa sobre las células, y por otro lado, influyen indirectamente en la síntesis de hormona del crecimiento y potencian sus efectos. Son fundamentales para la respuesta a la hormona paratifoidea, así como para el desarrollo del músculo esquelético. Las anomalías de la función de la glándula tiroidea representan algunos de los trastornos endocrinos más frecuentes. La disfunción tiroidea afecta al 10% de la población general. En el hipotiroidismo la glándula tiroidea funciona inadecuadamente provocando una disminución de la producción de la hormona tiroidea. Por el contrario el hipertiroidismo tiene lugar cuando la glándula tiroidea produce grandes cantidades de estas hormonas.
Palabras claves:
  • Tiroides
  • Tiroxina
  • Triyodotironina
  • Hipotiroidismo
  • Hipertiroidismo

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.