Digest

 

Las ITUs asociadas a catéter suponen el 40% de las infecciones nosocomiales y son la causa más común de bacteriemia por gram negativo en los hospitales. En principio, no es necesaria la administración profiláctica de antibiótico antes de la inserción de la sonda, salvo en los pacientes de riesgo. Una vez colocada la sonda el riesgo de bacteriuria aumenta un 5% al día. En sondajes prolongados, la bacteriuria es inevitable. Los patógenos incluyen E.coli, Proteus, Enterococo, Pseudomonas, Enterobacter, Serratia y Candida. La mayoría se adquieren con la manipulación de la vía. El diagnóstico se puede realizar con cultivo de 100UFC/ml. La bacteriuria sintomática en pacientes con sonda vesical precisa tratamiento con antibióticos. La vía oral es la recomendada para aquellos con infecciones leves, y se realizaría con fluoroquinolonas durante 10-14 días. En casos graves se recomienda antibiotetapia intravenosa durante 14 a 21 días. En pacientes con bacteriuria asintomática no se recomienda tratar. Los factores de riesgo de ITU asociada a pacientes sondados se relaciona con: la duración del sondaje, la presencia de enfermedades de base, malos cuidados de la sonda, sexo femenino y la colonización ureteral. Se deben tratar en caso de: -Presencia de síntomas. -Antes de intervención urológica. -Valvulopatía cardíaca. -Historia de obstrucciones de repetición. -Inmunodeprimidos. -Presencia de Serratia por riesgo de sepsis.
Palabras claves:
  • Infecciones urinarias
  • Catéter
  • Sonda
  • Bacteriuria

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.