Digest

 

Antes de prescribir un AINE se recomienda valorar otras alternativas posibles, evaluando la relación beneficio/riesgo en cada paciente. En caso de utilizarlos, tanto la duración del tratamiento como la dosis empleada deben ser las mínimas posibles. En nuestro país y especialmente en nuestro medio existe un problema de sobreutilización de AINEs, siendo uno de los grupos terapéuticos más empleados en la terapéutica. Todos los AINEs pueden asociarse a reacciones adversas (RAM) a nivel cardiovasculares (CV). Los AINE-t, en diversa medida, podrían asociarse a un incremento moderado del riesgo de problemas aterotrombóticos (principalmente infarto de miocardio), especialmente cuando se utilizan a dosis altas y de forma continuada. Los resultados de algunos estudios señalan un mayor riesgo aterotrombótico -infarto de miocardio, ictus y problemas vasculares arteriales periféricos- en los pacientes tratados con COXIBs en comparación con pacientes no tratados con estos fármacos. En general, el riesgo CV aumenta cuanto mayor es la dosis, la duración y el riesgo CV basal de los pacientes. Los AINEs pueden asociarse a riesgos gastrointestinales (GI), que -en ocasiones- pueden ser graves y amenazar la vida del paciente. Diversos estudios han señalado que los COXIBs -en especial celecoxib- ofrecen mayor seguridad a nivel del tracto GI superior que los AINEs-t, al producir con menor frecuencia úlceras gastroduodenales endoscópicas y complicaciones (perforación, obstrucción y sangrado); si bien, esta diferencia tienden a desaparecer cuando se combinan con dosis bajas de AAS. Existe una clara asociación entre la duración del tratamiento con AINEs y la dosis administrada con el riesgo de sufrir RAM a nivel CV. La administración conjunta de un COXIB junto a AAS podría reducir las ventajas de seguridad a nivel GI que éstos ofrecerían frente a AINEs-t. La eficacia de la gastroprotección asociada al tratamiento con AINEs depende en gran medida de las condiciones basales de riesgo GI de cada paciente. Estando indicada en todos los pacientes que precisan ser tratados con un AINE y presenten un elevado riesgo GI: edad > 65 años y/o antecedentes de úlcera gástrica o duodenal. Para reducir el riesgo de complicaciones GI, en la actualidad, la administración conjunta de un AINE-t+IBP se considera una alternativa al menos tan eficaz como la administración de un COXIB solo, y con un coste inferior.
Palabras claves:
  • AINEs
  • Celecoxib
  • COXIBs
  • -Problemas aterotrombóticos
  • Reacciones adversas
  • Riesgos gastrointestinales

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.