Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Es muy importante valorar el aspecto externo de los párpados, así como el tiempo transcurrido desde el inicio de las molestias parpebrales o desde la percepción de la existencia de inflamación. En ocasiones, el orzuelo puede ser confundido con una dacriocistitis aguda, la cual debe descartarse si el paciente segrega lágrima con normalidad. En el caso que el orzuelo no drene en dos o tres semanas, debe consultarse con el oftalmólogo. Existen notorias diferencias entre los orzuelos en un niño y en un adulto. En los niños se ve el ojo inflamado como si hubiesen recibido un golpe, mientras en los adultos la reacción más común suele ser un pequeño bulto que aparece en el párpado superior o inferior y que también se caracteriza por presentar dolor y una pequeña hinchazón. No debe confundirse los orzuelos con los calacios, ya que ambos presentan síntomas muy parecidos al principio, pero a los pocos días desaparece la inflamación y queda en el párpado una masa redondeada e indolora de crecimiento lento. La presencia de escamas, de pequeñas costras o de úlceras en los bordes de los párpados suele sugerir la presencia de un cuadro de blefaritis. Es muy recomendable como medida primaria la limpieza del cuero cabelludo, de las cejas y de los bordes parpebrales con champú. La aplicación de compresas de agua caliente es la medida precoz más eficaz, cuando el proceso parpebral localizado está en sus inicios. Los lavados con suero fisiológico estéril facilitan la limpieza de la córnea y de la conjuntiva, lo que suele traducirse en una mejora de los síntomas. Igualmente es muy importante, que el farmacéutico aconseje al paciente sobre los riesgos de la aplicación de ciertas medidas caseras. Es frecuente, que delante de la inflamación, el paciente aplique hielo, esto podría tener efectos nocivos, al dificultar el drenaje del contenido del orzuelo o del calacio. El farmacéutico también debe insistir en el uso de las lentes correctoras para la visión en las personas que lo requieran, ya que cualquier esfuerzo adicional de acomodación visual suele traducirse en un incremento de la incidencia de orzuelos y calacios.
Palabras claves:
  • Orzuelo
  • Calacio
  • Blefaritis

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.