Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Los objetivos básicos del tratamiento son prevenir la deshidratación y la malnutrición y la dieta es el pilar fundamental. Ésta pretende mantener el intestino en reposo y al niño bien hidratado. Dicho tratamiento será diferente dependiendo de la edad del niño, del tipo de alimentación que recibe, de la presencia de otros síntomas acompañantes y de la intensidad de la diarrea. Prevención de la deshidratación Se basa en el aporte adecuado de líquidos para mantener el volumen sanguíneo, la homeostasis electrolítica y el equilibrio ácido-base: -En los niños con lactancia materna se aumentará el número de tomas y se administrará solución de rehidratación oral (SRO) de 50-60 mEq/l de Na entre toma y toma. -En los niños con lactancia artificial no hay que rebajar la concentración de la fórmula y ésta puede prepararse con agua normal. Se administrará SRO de 50 mEq/l cada 20-30 min entre las tomas. -En caso de intolerancia oral o vómitos, se administrará SRO de 50 mEq/l, en dosis de 5 cc/1-2 h hasta tolerancia y después se proseguirá ad libitum. -En niños mayores ofrecer SRO 50 mEq/l o infusiones (manzanilla, té) con azúcar. En caso de vómitos puede estar indicado ondansetrón. Prevención de la desnutrición La realimentación se ha de iniciar lo más precozmente posible. El ayuno prolongado impide la recuperación de la mucosa intestinal, la capacidad enzimática (disacaridasas) y la activación de los mecanismos de reabsorción electrólitica (glucosa). Si se alimenta con lactancia materna se ha de proseguir con ella y ofrecer SRO 50 mEq/l entre las tomas. Si se alimenta con leche adaptada, en caso de vómitos, conviene suprimirla y ofrecer SRO 50 mEq/l hasta que remitan, después iniciar la realimentación a concentración normal, a demanda, con poco volumen y más frecuentemente y sin forzar. Salvo en el caso de diarrea prolongada por intolerancia a ciertos nutrientes (lactosa, proteínas vacunas, etc.), malnutrición severa o síndrome postenterítico no es conveniente el empleo de fórmulas especiales (leche sin lactosa, hidrolizados de caseína, proteinas de soja, elementales, etc.). En los niños mayores conviene ofrecer alimentos de fácil digestión: arroz hervido, zanahorias y patatas hervidas, sopas, huevo duro, pescado, pollo y carnes bien cocidas, frutas astringentes (manzana, plátano), yogur, membrillo, etc. Hay que reducir la ingesta de lactosa, fructosa y sorbitol hasta la normalización del cuadro, aumentar la frecuencia de las tomas y ofrecer menos cantidad. Los criterios clínicos para iniciar el tratamiento antibiótico son: -Estrictos: lactantes pretérmino, malnutrición proteico calórica importante, afectación del estado general, inmunodeficiencias primarias o secundarias, diarreas de origen parenteral, infección sistémica por el mismo germen y drepanocitosis. -No estrictos: menores de tres meses de edad, deficiente condición higienico-social, evolución desfavorable a partir del cuarto-quinto día con coprocultivo positivo, afectos de enfermedad intestinal crónica, gérmenes enterotóxicos o enteroinvasivos muy virulentos. En gastroenteritis enterales, si el coprocultivo es positivo, siempre se instaurará tratamiento antibiótico. Si se está pendiente del resultado del coprocultivo y la gastroenteritis aguda es supuestamente inflamatoria, hay que tratar con trimetoprim + sulfametoxazol o metro-nidazol. Las gastroenteritis parenterales se tratarán según su localización y etiología. No esta demostrada la eficacia de ningún otro tipo de tratamiento farmacológico.
Palabras claves:
  • Deshidratación
  • Desnutrición
  • Diarrea

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.