Digest

 

El consumo de inhibidores selectivos de la recaptación de serotinona (ISRS) para tratar la depresión antes de la concepción y durante la gestación duplica el riesgo de defectos cardíacos congénitos en los neonatos. La bibliografía recoge estudios previos en los que el uso de los ISRS en el embarazo se asocia con malformaciones cardíacas congénitas y otros defectos más graves. Sin embargo, el nuevo trabajo, llevado a cabo con casi medio millón de niños nacidos en Dinamarca entre 1996 y el 2003, muestra que sólo las malformaciones cardíacas estarían asociadas con el uso de antidepresivos. La fluoxetina, la sertralina y el citalopram aumentaron ese riesgo más que otros fármacos, como también lo hizo el uso de más de un antidepresivo por vez. El uso de ISRS entre los 28 días antes y los 112 días después de la concepción duplicó el riesgo de malformación cardíaca. Concretamente, el uso de sertralina triplicó el riesgo, mientras que el de citalopram lo duplicó, y usar más de un ISRS casi quintuplicó las probabilidades de que el bebé desarrolle una malformación cardíaca. A pesar de todo, la cantidad de niños nacidos con esos defectos se mantuvo bastante reducida: por cada 250 embarazadas que no usaron ISRS, nació un bebé con la malformación, mientras que por cada 250 mujeres que tomaban un solo ISRS, nacieron dos bebés con el defecto. Por último, por cada 200 mujeres que tomaron más de un ISRS, nacieron cuatro bebés con la malformación.
Palabras claves:
  • Antidepresivos
  • Depresión
  • ISRS
  • Malformaciones

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.