Digest

 

Según la auditoría anual realizada en Gran Bretaña sobre el control de la Diabetes, una gran proporción de pacientes no están sometidos a los controles periódicos recomendados, siendo los pacientes jóvenes más propensos al incumplimiento. En 2008-2009 sólo un tercio de las personas con diabetes tipo 1 y la mitad de las personas con diabetes tipo 2, recibieron los 9 controles anuales recomendados por el Instituto Nacional para la Salud y la Clinic Excellence (NICE), a pesar de que el 90% de los pacientes con diabetes fueron vistos por su equipo de atención médica durante el año. Estas cifras representan una mejora respecto a años anteriores, sobre todo en comparación con el 11% de los pacientes que recibieron las nueve pruebas pautadas en 2003-4, cuando comenzó la auditoría. Sin embargo, la mejoría gradual en el seguimiento no ha podido lograr una atención más eficaz ya que muchas de las metas de tratamiento todavía no están siendo satisfechas. Sólo dos tercios de los pacientes con diabetes tipo 2 y un tercio de las personas con diabetes tipo 1 alcanzó una hemoglobina glucosilada A1c (HbA1c) del 7,5% de concentración, recomendación de NICE y dos tercios de los pacientes con diabetes tipo 1 y un tercio de las personas con diabetes tipo 2 alcanzaban sus objetivos de presión arterial. Además, la auditoría identificó un aumento de la obesidad entre las personas con diabetes tipo 2 como un posible obstáculo para el control efectivo de la presión arterial. La prevalencia de la enfermedad renal casi se ha duplicado entre los pacientes con diabetes en los últimos seis años y el número de episodios de cetoacidosis diabética también han aumentado. Las recomendaciones de la NICE incluyen la medición anual de HbA1c, el índice de masa corporal, la presión arterial y la albúmina, creatinina, y las concentraciones de colesterol junto con un examen del ojo, un examen de pies, y la evaluación de consumo de tabaco. Según se reveló en la auditoría las mediciones en orina de albúmina y creatinina fueron los datos menormente registrados, mientras que la medición de la presión arterial fue registrada con una mayor frecuencia. Entre las personas de edades comprendidas entre 16 y 39 años, poco más del 20% de los pacientes con diabetes tipo 1 y el 35% de las personas con diabetes tipo 2 recibieron las nueve pruebas recomendadas. En el grupo de edad 40-84 las cifras fueron 34% y 51%, respectivamente. El hecho de que más de dos tercios de las personas con diabetes tipo 1 y la mitad de las personas con diabetes tipo 2 en Gran Bretaña no estén bien controlados se traduce, en términos reales, en una falta de protección de la vista, de la prevención de la amputación de extremidades, y de la prolongación de la esperanza de vida a través de la prevención de la insuficiencia renal, accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca.
Palabras claves:
  • Diabetes
  • HTA
  • Insuficiencia renal
  • Pie diabético
  • Seguimiento

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.