Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Actualmente en el mercado farmacéutico encontramos pocos fármacos eficaces y seguros frente a la obesidad, por lo que son necesarias otras alternativas. Liraglutida, un principio activo que todavía no está comercializado en España, es un análogo del péptido similar al glucagón tipo 1(GLP-1) con una estructura homóloga al GLP-1 humano, una incretina de origen intestinal, que estimula la producción y secreción de insulina en la células beta del islote pancreático después de su unión a receptores específicos. Inicialmente se estudió este principio activo para el tratamiento de la diabetes tipo 2, presentando actividad a dosis por encima de 1,8 mg al día. Se ha observado que también causa una pérdida de peso dosis-dependiente, disminuye la concentración de la hemoglobina glicosilada, mejora la función de las células beta y la presión diastólica. Los mecanismos por los cuales se produce una reducción del peso son probablemente debidos a efectos tanto gastrointestinales como cerebrales. La GPL-1 original suprime el apetito y la ingesta de energía en personas normopesas y obesas. En un reciente ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, se evaluó el efecto de liraglutida en obesos, en combinación con una dieta hipocalórica y ejercicio físico. La duración del ensayo fue de 20 semanas en 564 personas de entre 18 a 65 años de edad, con un índice de masa corporal (IMC) entre 30-40 kg/m2. Se estudiaron cuatro diferentes dosis de liraglutida: 1,2 mg, 1,8 mg, 2,4 mg ó 3 mg, administrada una vez al día en inyección subcutánea, frente a placebo y a orlistat, 3 veces al día, vía oral. La principal variable del estudio fueron los cambios de peso analizados por intención de tratar. Los resultados no dejaron duda sobre la eficacia de liraglutida frente al sobrepeso. Así, la media de reducción de peso fue de 4,8 kg, 5,5 kg, 6,3 kg y 7,2 kg cuando se administró el fármaco de estudio en 1,2 mg, 1,8 mg, 2,4 mg y 3 mg, respectivamente; mientras que la reducción media en el grupo placebo fue de 2,8 kg y en el grupo orlistat de 4,1 kg. El 76 % de los pacientes en el grupo con mayor dosis de liraglutida redujeron su peso en más del 5%, mientras que en los grupos placebo y orlistat fueron el 30 y el 44%, respectivamente. Por último, también se redujo la presión sanguínea y la prevalencia de prediabetes en todas las dosis del fármaco estudiado. Los efectos adversos observados con mayor frecuencia en el grupo tratamiento fueron náuseas y vómitos, pero fueron transitorios y rara vez ocasionaron abandono del tratamiento. Según este estudio, el tratamiento con liraglutida durante 20 semanas se tolera bien, conduce a una pérdida de peso, mejora los factores de riesgo asociados a la obesidad y reduce la prediabetes.
Palabras claves:
  • Liraglutida
  • Obesidad
  • Incretina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.