Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Estudios previos han mostrado que los suplementos de vitamina D mejoran la función muscular y el equilibrio en la tercera edad, lo que se traduce en una reducción en el número de caídas, y por tanto de fracturas óseas, en este grupo de edad. Un reciente meta-análisis ha evaluado la eficacia de la suplementación con vitamina D, con y sin la administración concomitante de calcio, en pacientes mayores de 65 años. Para el análisis se seleccionaron diez estudios, ocho que evaluaban los suplementos con vitamina D y dos las formas orales activas de la vitamina. En el caso de los suplementos, se evaluaron 2.426 individuos a los que se administraba vitamina D2 (ergocalciferol) o D3 (colecalciferol) en un rango diario de dosis de 200-1.000 UI, durante 2- 36 meses. En cuanto a la suplementación simultánea de calcio, en cinco estudios se administraba en el grupo tratado y en el placebo (entre 500-1.200 mg/día), en uno, sólo en el grupo tratado, y en dos, no se administraba en ninguno. En cualquier caso, el riesgo relativo combinado para cualquier dosis de vitamina D en la prevención de caídas fue de 0,87 (IC 0,77-0,99; 95%). En el caso de dosis de 700-1.000 UI, el riesgo fue de 0,81 (0,71-0,92), lo que sugiere que las dosis altas suponen una reducción del riesgo de caídas en un 19%. Este efecto beneficioso era independiente de edad, género, se alcanzaba al cabo de 2-5 meses, y se mantenía entre 12 y 36 meses. Para el caso de dosis inferiores a 700 UI, el riesgo relativo agrupando los dos estudios que cumplían este criterio fue de 1,10 (0,89-1,35; Q test:P=0,42), lo que indicaba que estas dosis inferiores no prevenían caídas. Por otra parte, se encontraron dos estudios controlados que evaluaban las formas activas de vitamina D (1?-hidroxicalciferol y 1,25-dihidroxicolecalciferol), i se vio que estas formas activas de vitamina D reducían el riesgo de caídas en un 22%. Finalmente, si se comparaba la administración de las formas activas de la vitamina D con la suplementación a altas dosis, y teniendo en cuenta que los riesgos respectivos eran de 0,78 y 0,81 (ratio 1,04; 0,84-1,31), se podía decir que en ambos casos existía un efecto preventivo similar. A la vista de los resultados, los autores concluyeron que la administración de suplementos de vitamina D, a dosis de 700-1.000 UI, podría reducir el riesgo de caídas en la tercera edad en un 19%, valor que alcanzaba el 26% para el caso de la vitamina D3. Sin embargo, este efecto no se observó en dosis inferiores a 700 UI/día. Asimismo, la administración de formas activas de vitamina D, no pareció ser más efectiva que la suplementación a dosis superiores a 700 UI.
Palabras claves:
  • Caídas en ancianos
  • Colecalciferol
  • Ergocalciferol
  • Vitamina D

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.