Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Un accidente cerebrovascular puede ser isquémico o hemorrágico. Es importante que los clínicos diagnostiquen el subtipo de accidente cerebrovascular de forma rápida ya que el tratamiento es totalmente distinto y el pronóstico depende de la rapidez de su instauración. La presencia de algunas características clínicas sugieren que se trata de uno de los subtipos, por ejemplo: dolor de cabeza, rigidez de nuca, vómitos y coma son más comunes en el accidente cerebral hemorrágico, mientras que un accidente isquémico transitorio previo, fibrilación auricular y factores de riesgo para la aterosclerosis son más comunes en el ictus isquémico. Los clínicos con frecuencia examinan a los pacientes teniendo estos resultados en mente para formarse una impresión clínica de si el accidente cerebrovascular es isquémico o hemorrágico. Pero actualmente sólo la neuroimagen puede distinguir entre los dos subtipos. Los hallazgos clínicos en la cabecera del paciente no han sido revisados de manera sistemática para determinar si pueden ayudar al diagnóstico del subtipo. Este estudio pretende determinar la exactitud del examen clínico para distinguir entre un accidente cerebral hemorrágico y un isquémico. Para ello realizaron una búsqueda en PubMed (entre 1970 y abril de 2010), en MEDLINE, y EMBASE (entre 1988 y abril 2010), empleando OVID, seleccionando los artículos en idioma inglés que evaluaran la exactitud diagnóstica de la historia clínica y los signos físicos para la detección de la hemorragia intracraneal. La interpretación de los resultados se realizó por dos autores de forma independiente. Compararon los hallazgos clínicos iniciales con los aceptados en las normas para el diagnóstico de accidente cerebrovascular hemorrágico. Se identificaron 19 estudios prospectivos que cumplían los criterios de inclusión, con un total de 6438 pacientes, 1528 de ellos (24%) con ictus hemorrágico. De los hallazgos clínicos, varios aumentan la probabilidad de que se trate de un accidente cerebral hemorrágico: el coma (con una razón de verosimilitud (LR) de 6,2; intervalo de confianza del 95% (IC): 3,2 a 12), rigidez de cuello (LR: 5,0; IC 95%: 1,09 a 12,08); convulsiones junto con déficit neurológico (LR: 4,7; IC 95%: 1,6-14), presión diastólica superior a 110 mmHg (LR: 4,3; IC 95%: 1,4-14), vómitos (LR: 3,0; IC 95%: 1,07-5,05) y dolor de cabeza (LR: 2,9, IC 95%, 1.7 a 4.8). La presencia de otros hallazgos clínicos disminuían la probabilidad de que el accidente cerebrovascular fuera hemorrágico, como: soplo cervical (LR: 0,12, IC 95%: 0,03-0,47) y un accidente isquémico transitorio previo (LR: 0.34; IC 95%: 0,18-0,65). Si la puntuación de Siriraj era superior a 1 aumentaba la probabilidad de ser hemorrágico (LR, 5,7, IC 95%, 4.4 a 7.4), mientras que una puntuación menor que -1 disminuye la probabilidad (LR, 0.29, IC 95%, 0,23 a 0,37 de hemorragia). Sin embargo, muchos pacientes con accidente cerebrovascular no presentan ningún hallazgo diagnóstico, y el 20% tienen puntuaciones Siriraj entre 1 y -1, que son poco útiles para el diagnóstico (LR, 0.94, IC 95%, desde 0,77 hasta 1,1). En los pacientes con accidente cerebrovascular agudo, ciertos hallazgos clínicos pueden ayudar a determinar la probabilidad de que se trate de hemorragia intracraneal, pero no para hacer el diagnóstico definitivo. Se demuestra que la certeza del diagnóstico sigue requiriendo técnicas de neuroimagen.
Palabras claves:
  • Accidente cerebrovascular
  • Hemorragia intracraneal
  • Enfermedad Aguda
  • Diagnóstico diferencial
  • Estudios prospectivos
  • Factores de Riesgo

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.