Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El yodo es un oligoelemento imprescindible para la producción de hormonas tiroideas por el organismo. Se estiman los requerimientos mínimos diarios para una mujer en 150 mcg/d, aumentando a 200-220 mcg/d durante el embarazo. Los suplementos de yoduros (sódico o potásico) presentes en los preparados comerciales de sal común, proporcionan un aporte adecuado para alcanzar los requerimientos mínimos diarios de yodo a partir de la dieta. Durante la gestación es importante mantener un aporte adecuado de yodo, ya que su déficit en la dieta puede ocasionar alteraciones en la síntesis de hormonas tiroideas en la madre y el feto, así como retraso en el crecimiento y desarrollo cerebral fetal. En el otro extremo, la ingesta elevada de yodo durante el embarazo puede bloquear la función tiroidea en el feto ocasionando hipotiroidismo y bocio. En nuestro medio, en el Proceso Asistencial de embarazo, parto y puerperio de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía se recomienda la administración de suplementos de 150 mcg/d de yodo durante el embarazo y la lactancia. Esta recomendación coincide con las de otros organismos e instituciones como la OMS y la UNICEF. En conclusión, las necesidades de yodo aumentan durante la gestación, al igual que ocurre con otros oligoelementos. Aunque es cada vez más frecuente utilizar la sal yodada, el aporte parece insuficiente para alcanzar lo requerimientos mínimos recomendados, por lo que se aconseja administrar suplementos de yodo durante el embarazo y la lactancia.
Palabras claves:
  • Yodo
  • Embarazo
  • Hormonas tiroideas

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.