Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La dermatitis atópica es una condición patológica que requiere un diagnóstico médico adecuado. Por ello, el papel del farmacéutico debe ir enfocado a: - Encauzar hacia el médico a pacientes no diagnosticados previamente. - Facilitar el cumplimiento adecuado del tratamiento prescrito por el médico. - Paliar los síntomas y signos con medicamentos que no requieren prescripción médica, cuando la escasa relevancia clínica del cuadro así lo permita. - Informar sobre las medidas de carácter higiénico-sanitario más adecuadas al proceso. La sospecha de dermatitis atópica es motivo más que sobrado para remitir al paciente al médico. También es motivo de remisión al médico la presencia concomitante de otras enfermedades crónicas en el paciente, muy especialmente si éstas tienen algún componente alérgico (asma, rinitis estacional, etc.). El paciente debe saber: 1. Que es fundamental no rascarse, de manera que se rompa el círculo prurito - rascado - erupción - más prurito - más rascado. 2. Previamente a ningún tratamiento farmacológico es importante aislar las lesiones de la piel, usando ropa o guantes ligeros, no apretados ni irritantes, que permitan la transpiración, preferiblemente de algodón. 3. No son aconsejables las prendas de lana o de seda, ni el empleo de ropa ajustada. 4. No es conveniente el empleo de jabones ni geles de baño coloreados ni perfumados, ya que suelen contener productos alergénicos. 5. Es aconsejable cortarles las uñas de las manos a los niños hasta el punto en que no puedan causarse lesiones en la piel por el rascado. 6. El uso correcto y regular de preparados emolientes puede ser esencial en el tratamiento de la sequedad de la piel asociada a la dermatitis atópica. Sin embargo con frecuencia estos productos no son utilizados como primera línea de tratamiento, recurriéndose directamente a un corticoide tópico. A los pacientes debe señalárseles la necesidad de ducharse con agua templada, así como limitar o suspender la utilización de jabón normal y sustituirlo por emulsiones o jabones emolientes, preferiblemente con un pH ligeramente ácido. Inmediatamente después del baño se aplicará una crema emoliente. Es importante utilizar un emoliente que sea cosméticamente aceptable para el paciente. Su aplicación debe ser tan frecuente como sea posible (como mínimo dos veces al día), en la dirección del crecimiento del pelo. En zonas como la cara pueden requerirse productos poco grasientos. Debe tenerse en cuenta que si se están utilizando corticoides tópicos, el emoliente debe aplicarse después. .
Palabras claves:
  • Dermatitis atópica

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.