Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Tras una primera infección urinaria típica en un niño, en general no está justificada una antibioterapia. Esta sólo ha de considerarse para algunos niños con alto riesgo de complicaciones en caso de recidiva (presencia de un reflujo vesico-uretral bilateral, antecedente de infección urinaria grave...). Los antibióticos más valorados son el cotrimoxazol y la nitrofurantoina. Cuadro clínico: En niños muy pequeños hay que pensar en una infección urinaria ante síntomas generales de infección: fiebre >38º, vómitos, somnolencia, irritabilidad, rechazo de alimento o falta de ganar peso. A menudo la fiebre va acompañada de dolor abdominal o renal. En niños de más edad: dolores al orinar, micciones frecuentes, a veces aparición de enuresis. El riesgo de recidiva es mayor cuando el primer episodio de infección urinaria se da con poca edad: 65% si la primera infección es antes de un año y 30-40%, después del año. Antibioprofilaxis: Tras una infección urinaria en un niño, a menudo se ha propuesto una antibioprofilaxis para reducir el riesgo de recidiva. Según los datos disponibles, tras un primer episodio de infección urinaria típica sin reflujo o con un reflujo débil unilateral, una antibioprofilaxis expone a efectos adversos sin o con poco beneficio clínico demostrado. Tras recidivas de infecciones urinarias o cuando el reflujo es importante la antibioterapia reduce el riesgo de bacteriuria. Un solo ensayo mostró una reducción de recidivas clínicas cuando el antibiótico es eficaz in vitro. Los antibióticos más valorados son el cotrimoxazol y la nitrofurantoina. Las posologías propuestas en la profilaxis de infecciones urinarias de niños son muy imprecisas (el libro ""Martindale"" propone una toma diaria de 1-2 mg/kg de trimetoprim sólo (no comercializado) o asociado al sulfametoxazol, o de 1mg/kg de nitrofurantoina). Profilaxis no medicamentosa: Luchar contra la constipación con un aporte suficiente de fibras alimenticias o de laxantes, como laxantes osmóticos, incitar a beber y orinar con frecuencia y lavar el perineo. El entorno de los niños con riesgo de recidiva tiene interés en conocer los signos de infección urinaria para un diagnóstico orecoz y, en caso necesario, antibioterapia. Otras referencias: New Eng J of Med 2009; 361:1748-1759 Prescrire 2008; 28 (292) :119-123
Palabras claves:
  • Infecciones urinarias
  • Profiláxis
  • Antibióticos
  • niños

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.