Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Ranolazina puede considerarse una nueva opción terapéutica para pacientes con angina de pecho estable que no consigan controlar adecuadamente su condición mediante los fármacos actualmente en uso. Ranolazina es un agente antianginoso autorizado como terapia complementaria para el tratamiento sintomático de pacientes con angina de pecho estable que sean intolerantes o que no se controlen adecuadamente con las terapias antianginosas de primera línea (betabloqueantes y/o antagonistas del calcio). Actúa inhibiendo selectivamente la corriente tardía de entrada de sodio (INa) relativa al pico de INa, que resulta en una disminución de Na+ y de la sobrecarga Ca2+ intracelular y una atenuación de los efectos eléctricos y mecánicos perjudiciales asociados a la sobrecarga de calcio. Todo ello se traduce en una reducción de los requerimientos de oxígeno por parte de los miocardiocitos y permite al corazón desarrollar el mismo trabajo pero con menor consumo de oxígeno. La ranolazina desarrolla sus efectos antianginosos sin afectar significativamente al ritmo cardiaco, a la presión arterial ni a la contractilidad ventricular y tampoco se asocia a un efecto vasodilatador. Los estudios clínicos controlados con placebo han mostrado que ranolazina es capaz de reducir levemente la incidencia de crisis anginosas en pacientes inadecuadamente controlados. Asimismo, mejora moderadamente la resistencia al ejercicio físico y reduce la necesidad de emplear terapia antianginosa complementaria (nitroglicerina). Los resultados son más marcados en los pacientes peor controlados; es decir, con mayor número de crisis anginosas. Por otro lado, existe una diferencia notable en cuanto a la respuesta en función del sexo de los pacientes, respondiendo notablemente peor las mujeres que los hombres. A pesar de sus efectos positivos sobre el consumo miocárdico de oxígeno, no ha podido demostrarse ningún efecto sobre la mortalidad cardiovascular. Es un fármaco con un buen perfil de tolerabiliad, con efectos adversos leves y transitorios, mayoritariamente consistentes en mareos, náuseas, estreñimiento, fatiga, astenia y edema periférico. Puede considerarse una nueva opción terapéutica para pacientes con angina de pecho estable que no consigan controlar adecuadamente su condición mediante los fármacos actualmente al uso. Por último, destacar la incorporación de un nuevo mecanismo de acción antiangionoso, que además parece tener opciones antiarrítmicas.
Palabras claves:
  • Ranolazina
  • Ranexa®
  • Angina de pecho estable

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.