Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Las enfermedades renales crónicas son un problema de la salud pública. En Estados Unidos las enfermedades crónicas renales crecieron, en un período de 6 años, en un 3% y el coste gubernamental en 2006 de estas enfermedades fue de 49 billones de dolares de los cuales 23 billones fueron para el estadío final de la enfermedad renal. En el caso de pacientes de raza negra la relación entre hipertensión y enfermedades renales crónicas es muy acentuada. Aunque los estudios clínicos no son concluyentes, se ha visto en estudios observacionales que existe una relación directa y progresiva entre la presión arterial y la evolución de las enfermedades renales. Estos estudios clínicos suelen terminarse antes de tiempo pues la disminución del GFR (ratio de filtración glomerular) suele ser muy lenta. Las personas de raza negra con hipertensión disminuyen su ratio GFR en 2 mL por minuto por año, el doble que el resto de la población. El objetivo de este estudio es ver la evolución de las enfermedades renales crónicas en pacientes negros hipertensos, comparando un control intensivo de la presión arterial frente a un control estándar de ésta. Se escogieron 1094 personas de raza negra con hipertensión y enfermedades renales crónicas para aplicarles un control intensivo o estándar de la presión arterial. Después del ensayo clínico se ofreció a los pacientes un seguimiento para controlar que la presión se mantuviera por debajo de los 130/80 mm Hg. El seguimiento de la cohorte se realizo durante aproximadamente 4 años y medio tras un periodo de un año y medio, después del ensayo clínico, en que todos los pacientes fueron tratados con ramipril. El estudio mostró que no había muchas diferencias entre la presión arterial de los pacientes del grupo de control intensivo y del grupo de control estándar (131/78 y 134/78 mm Hg al final de la fase observacional) aunque el primer valor fue más bajo por el mayor número de pacientes que utilizaban IECA. Sin embargo, la intervención en los pacientes con un ratio proteína/creatinina mayor de 0.22 se redujo en 0.08 puntos. Los pacientes que inicialmente tenían un ratio menor que 0.22 no se vieron afectados. Éste valor se escogió basándose en muestras de orina cada 24h de los pacientes y de acuerdo con valores de 300 mg por día de proteinuria. En la mayoría de estudios, un control intensivo de la presión arterial no tiene efecto sobre la progresión de la enfermedad renal. Sin embargo, podemos observar distintos efectos en pacientes con diferente grado de proteinuria inicial que han sido sometidos a un control intensivo de la presión arterial.
Palabras claves:
  • Raza negra
  • Ratio proteína/creatinina
  • Hipertensión
  • Presión arterial

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.