Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La aspirina y el clopidogrel son los tratamientos más frecuentes para pacientes que presentan un síndrome coronario agudo. Las guías nacionales recomiendan que éstas terapias se realicen en aquesllos pacientes que las precisen, tengan o no una intervención coronaria percutánea planeada. El estudio clínico 'Clopidogrel and Aspirin Optimal Dose Usage to Reduce Recurrent Events-Seventh Organization to Assess Strategies in Ischemic Syndromes' (CURRENT-OASIS 7) ha evaluado diferentes regímenes de dosis para ambos tipos de pacientes. El ensayo fue doble ciego y se realizó en el periodo de un mes. El objetivo era comparar grupos de pacientes que tomaban doble dosis de clopidogrel (600 mg de dosis de ataque, 150 mg durante 6 días y 75 mg de mantenimiento) con los que tomaban una dosis estándar (300 mg de dosis de choque y un mantenimiento de 75 mg) así como los que tomaban una dosis alta de aspirina (entre 300 y 325 mg diarios) con los que eran tratados con una dosis baja (entre 75 y 100 mg diarios). A los 30 días no hubo diferencias significativas en los eventos primarios, infarto grave, leve o muerte cardiovascular. El porcentaje de hemorragias fue, en el grupo de doble dosis de clopidogrel y en el de dosis alta de aspirina, significativamente más alto que en el grupo de dosis estándar de clopidogrel y en el de dosis baja de aspirina respectivamente. Que haya menos hemorragias administrando dosis bajas de aspirinas puede que no impresione a los investigadores, pero hace que se cuestione la vigencia de la administración de dosis altas en la práctica clínica. El aumento de hemorragias en el grupo de doble dosis de clopidogrel es a consecuencia de administrar una dosis demasiado alta durante los 6 días después de la dosis de ataque. Según parece los 600 mg de dosis de choque son efectivos y no afectan a la posterior subida del porcentaje de hemorragias de este grupo. Este estudio no muestra diferencias entre subgrupos, como pueden ser pacientes con diabetes. Detectar a subgrupos con riesgo mas alto puede ayudar a doblar la dosis en aquellos que realmente lo necesitan y evitar tratarlos a todos de la misma manera. Este estudio no ha podido demostrar la mayor eficacia de la doble dosis de clopidogrel frente a la dosis estándar aunque la Sociedad Europea de Cardiología concluya que el uso de la doble dosis reduce significativamente los eventos cardiovasculares de los pacientes con síndromes coronarios agudos.
Palabras claves:
  • Dosis optima
  • Clopidogrel
  • Aspirina
  • Enfermedades coronarias
  • Riesgos CV

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.