Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

En la mayoría de los grandes desastres, como por ejemplo: el derrame del Exon Valdez, el huracán Katrina, han sido seguidos por un aumento en la prevalencia de enfermedades mentales, la violencia doméstica y el abuso de sustancias. El malestar emocional puede manifestarse en el aumento de las tasas de conducción en estado de embriaguez, de robo, de violencia doméstica y de asalto. Aunque es principalmente un desastre económico y ambiental, el derrame de petróleo también ha requerido una respuesta de salud pública y la acción temprana para ayudar a las personas a afrontar el impacto emocional del desastre puede disminuir problemas de comportamiento a largo plazo y en la salud. Los primeros auxilios psicológicos se ocupan de la angustia emocional, desarrollan habilidades de afrontamiento, conectan a las personas con servicios de apoyo, y promueven un retorno a la rutina normal, así como un asesoramiento y servicios psiquiátricos. Asesores en salud mental han sido colocados en algunos puertos deportivos y campamentos de verano y se han desarrollado programas de tutoría para los niños afectados. Si un rayo de esperanza surge de esta catástrofe, será la incorporación de la respuesta de emergencia en salud mental, relativos a las competencias básicas para la preparación ante desastres. Históricamente, la atención médica en la preparación para casos de desastre ha sido de lesiones, infecciones y enfermedades relacionadas con la exposición, pero los médicos se han interesado en las intervenciones en salud mental posteriores a un desastre desde la década de 1940. Aunque hay consenso en que las intervenciones tempranas de salud mental deben ser evaluadas e incorporadas en respuesta a los desastres, no hay evidencia mixta sobre cuáles son las estrategias más efectivas y la mejor manera de implementarlas. Por otra parte, las mejores prácticas para la vigilancia de los problemas de salud mental y abuso de sustancias durante los desastres siguen siendo, en gran medida, sin explotar. La respuesta a los desastres debe basarse en el marco de los sistemas existentes. Cinco años después de Katrina, la infraestructura para la salud mental y de abuso de sustancias en la región del Golfo ha evolucionado, pero siguen habiendo retos importantes. La preparación de los gobiernos en la salud pública también ha avanzado considerablemente. Hay pocas investigaciones generalizables sobre las formas de reducir los efectos mentales a largo plazo en la salud y las tasas de abuso de sustancias después de un desastre.
Palabras claves:
  • Salud Mental
  • Katrina
  • Soporte psicológico

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.