Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Ningún estidio ha mostrado evidencias de que algún fármaco o terapia mejore las condiciones de las embarazas, sin embargo, existen algunas recomendaciones justificadas por la experiencia clínica. El 50% de la mujeres tienen nauseas y vómitos durante el primer periodo de gestación y otro 25% sufre solamente vómitos. Estos efectos, pero, ya no se sufren solamente por la mañana sino durante todo el día. Hay las que pierden tiempo en el trabajo y afectan a la relación de pareja. Una minoría sufre pérdida de peso y deshidratación lo que desemboca a una hospitalización. Existen varias teorías sobre la causa de éstos vómitos pero la más común y estudiada es la Gonadotrofina Coriónica Humana (hCG) que se ha demostrado que está muy correlacionada con éstos síntomas. La hCG estimula el estrógeno del ovario; el efecto del estrógeno es conocido, produce vómitos y las nauseas. Mujeres embarazas de mellizos suelen sufrir mas estos síntomas por tener los niveles de hCG más elevados que las mujeres con un solo feto. La hiperémesis gravídica se debe distinguir de otras causas que pueden provocar vómitos como la apendicitis o la hepatitis. La hormona tirotropa reacciona con la hCG y estimula la glándula tiroidea en las embarazadas. Esto puede dar lugar un aparente hipertiroidismo que es tratado con propiltiuracilo y no alivia las nauseas ni los vómitos. Las mujeres embarazadas deben estar avisadas y evitar exponerse a olores, comidas o suplementos que parecen provocar las nauseas. La experiencia clínica sugiere comer poca cantidad de comida durante todo el día y beber entre repasos. Algunos estudios aleatorios aseguran que una dieta rica en proteínas causaba menos vómitos que dietas con igual cantidad de carbohidratos o dietas no calóricas. Aproximadamente el 10% de mujeres con nauseas necesitan medicación. Estudios aleatorios con placebo han demostrado la efectividad de la vitamina B6 para reducir los vómitos y las nauseas; en otros no correlacionaban esta vitamina con estos síntomas. Han sido estudiados otros principios activos como el metoclopramida el cual tampoco se ha podido demostrar su eficacia. Se han estudiado, también, terapias alternativas como la acupuntura sin obtener resultados consistentes. Las conclusiones no son muy claras pues no hay evidencias científicas claras sobre ningún tratamiento efectivo para evitar las nauseas. Se recomendaría vitamina B6, entre 10 i 25 mg cada 8 horas, y 25 mg doxilamina antes de dormir y 12.5 mg por la mañana y por la tarde. Si éste tratamiento no es efectivo debe probar en orden fenotiazida, metoclopramida o ondansertron. Mujeres con deshidratación deberían recibir por vía intravenosa suero con multivitaminas.
Palabras claves:
  • Nauseas
  • Vomitos
  • Deshidratacion
  • Embarazo
  • Vitaminas
  • Medicacion

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.